Tipos de garantías bancarias

Escrito por danielle langberg | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de garantías bancarias
Para fortalecer un acuerdo y dar apoyo a un contrato, las empresas procuran avales bancarios para mayor seguridad. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Las garantías bancarias son acuerdos contractuales entre el titular (la persona que solicita la garantía) y el banco, que se pueden utilizar para reforzar los términos de un acuerdo comercial con un tercero. El beneficiario recibe los beneficios de la garantía del banco si el titular no puede cumplir con los términos de su contrato. Muchos factores influyen en la elección del tipo correcto de la garantía: ya sea que estés trabajando con un socio fuera del país y necesites una garantía indirecta, ya sea que tu objetivo es proporcionar seguridad al titular o al beneficiario, y si deseas o no que la garantía se vincule a tu contrato comercial.

Otras personas están leyendo

Garantías accesorias

Una garantía accesoria está intrínsecamente relacionada con el contrato subyacente entre el titular y el beneficiario. Bajo este tipo de garantía, ni el titular ni el banco están obligados a hacer el pago ante el reclamo del beneficiario a menos que el beneficiario haya demostrado la validez de su reclamo y presente una decisión judicial, un acuerdo de arbitraje o el consentimiento por escrito del titular que realizará el pago.

Garantías no accesorias

Las garantías no accesorias no tienen vínculos con el acuerdo de negocio subyacente entre el titular y el beneficiario y, en lugar de exigir al beneficiario que demuestre la validez de su reclamo, primero se realiza el pago y luego se pregunta, lo que es una forma más segura de garantía para el beneficiario. La carta de crédito y las garantías de demanda caen bajo la categoría de no accesorias. Las garantías de demanda o garantías simples de demanda, en la mayoría de los casos, no requieren de documentación para respaldar una solicitud de pago.

Directa e indirecta

Las garantías directas están configuradas y ejecutadas a través de un banco, el banco en el que el titular aplica a las garantías es conocido como el banco emisor. Las garantías indirectas se configuran a través de un banco y luego se ejecutan a través de otro banco que es local para el benefactor. El banco local entonces consigue una garantía del banco emisor para cubrir cualquier demanda. Las garantías directas son típicamente menos costosas y más seguras para el titular, mientras que las garantías indirectas son más seguras para un beneficiario fuera del país.

El apoyo al titular

Hay varios tipos de garantías destinadas a apoyar las obligaciones contractuales de contabilidad del titular al beneficiario de la garantía. Este apoyo de las garantías al titular son demanda y oferta, pago anticipado, y funcionamiento y retención de las garantías, diseñadas para ayudar al titular, ya sea en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales o en el caso de no poder hacerles frente, buscar la solución para hacerlo.

El apoyo al beneficiario

Algunas garantías están diseñadas para ayudar a los beneficiarios a cumplir con sus obligaciones contractuales o a recuperarse de las pérdidas por la incapacidad del titular de estar a la altura en su parte del trato. Las garantías, préstamos y garantías de pago están estructuradas para apoyar al beneficiario en los pagos o recuperar los fondos de un contrato insatisfecho. Estos tipos de garantías suelen garantizar un determinado porcentaje del valor del contrato, por ejemplo 5 por ciento, pero pueden cubrir la totalidad del valor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles