Tipos de gotas para los ojos

Viendo 1 de 3
  • Si bien el tipo más común de gotas de ojos son las de venta libre, hay una gran variedad de gotas diseñadas para distintos propósitos. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

    Si bien el tipo más común de gotas de ojos son las de venta libre, hay una gran variedad de gotas diseñadas para distintos propósitos. Las variedades sin prescripción pueden lubricar o eliminar el enrojecimiento, mientras que la mayoría especializada y medicada requieren el consentimiento del médico.

    Deslizar para continuar
  • Lubricantes sin prescripción

    Las gotas para ojos sin prescripción que son lubricantes dan alivio temporal a la resequedad, si no hay una causa seria. La mayoría de las personas experimentan ojos secos si no han dormido, si han mirado una pantalla por mucho tiempo, si han pasado tiempo en un lugar muy seco o si están deshidratados. Si bien las gotas que contienen preservantes evitan que las bacterias se esparzan, muchos son alérgicos, así que las gotas libres de preservantes serán una mejor opción. La mayoría de las gotas libres de preservantes vienen en dosis únicas, como esfuerzo para prevenir el crecimiento bacterial.

  • Descongestivos sin prescripción

    El siguiente tipo más común de gotas de venta libre son los descongestivos o antienrojecimiento. El enrojecimiento puede ocurrir cuando el ojo está seco y deshidratado. Frecuentemente, puede ser causado por alergias, fatiga o clima seco.

    Las gotas descongestivas emblanquecen el ojo contrayendo los vasos sanguíneos. Desafortunadamente, sólo son efectivas hasta un punto; cuanto más se usen, más necesitarás para el resultado deseado. Pueden causar dilatación de la pupila si se usa demasiado. Un lubricante tradicional es mejor para eliminar el enrojecimiento.

  • Gotas antialérgicas prescritas

    Las alergias son causa probable del enrojecimiento y sequedad ocular, acompañado por picazón y/o lagrimeo. Es difícil no frotarse los ojos cuando pican, y hacerlo libera histamina, una sustancia creada por el cuerpo para combatir las alergias, pero sólo irritará más el ojo. Las gotas no prescritas a menudo se conocen como antihistamínicos, y funcionan reduciendo la histamina que causa la irritación.

  • Gotas de prescripción antiinflamatorias

    Hay dos tipos: corticoesteroides (hormonas esteroideas) y no esteroides. De acuerdo con el oftalmólogo Burt Dubow, el primer tipo se usa para tratar iritis o inflamación conjuntival o corneal. Estas gotas son bajo prescripción por una buena razón: si se usan mal, podrían llevar a cataratas e infecciones. El diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroideo común, mientras que la prednisona pertenece al otro grupo.

  • Gotas antibióticas y antibacteriales bajo prescripción

    La conjuntivitis bacterial o viral, también conocida como "ojo rosa", puede tratarse con gotas específicas. Los síntomas de la conjuntivitis bacterial incluyen enrojecimiento, inflamación y secreción amarillenta pegajosa. En la viral se ve lo mismo, pero la secreción es blanquecina. La conjuntivitis bacterial se trata con gotas antibióticas. Es posible tratar formas más leves de la conjuntivitis viral con gotas regulares, pero recuerda no permitir que la botella entre en contacto con el ojo, o podrías diseminar la contaminación. La Triflurthymidinea es lo más común para la conjuntivitis viral.

  • Gotas de prescripción para el glaucoma

    Estas gotas se diseñan para disminuir la producción de fluido del ojo o inducir el correcto drenaje. Debido al daño serio e irreversible que puede resultar de esta condición, se usan gotas medicadas para tratarla, y el médico debe examinar el ojo constantemente. Los efectos secundarios comunes son visión borrosa, arritmia, dolor de cabeza, dificultad para respirar y disfunción sexual.

  • Deslizar para saltar publicidad
Viendo 1 de 3
Ver en una sola página
Más artículos de este estilo

Foto