Tipos de macetas recomendadas para cultivar agaves

Escrito por ellen foose | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de macetas recomendadas para cultivar agaves
El agave "Reina Victoria" es una variedad ideal para colocar en maceta. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los agaves son plantas suculentas del Nuevo Mundo cuyas hojas planas y anchas se caracterizan por un borde dentado y una punta afilada en forma de espina. Pese a que no son cactus, tienen rasgos similares y a menudo se cultivan en conjunto con todas las variedades de ellos. Los agaves son exóticas plantas que resultan ideales para cultivar en maceta debido a su bajo mantenimiento que incluye un mínimo requerimiento de agua y fertilizantes. Elige variedades pequeñas para tus macetas, ya que algunas especies pueden crecen hasta alcanzar los 10 pies (3 metros) de diámetro.

Otras personas están leyendo

Seleccionando la maceta

Los recipientes ideales para cultivar agaves son las macetas de barro sin barnizar o esmaltar. El barro es poroso y permite que la humedad se evapore rápidamente de manera uniforme a través del ruedo o los lados de la maceta. También puedes cultivar agaves en contenedores no porosos como los de cerámica vidriada o plástico, sólo no olvides vigilar de cerca el riego para evitar que la tierra se sature en exceso, pues esto llega a causar putrefacción de la raíz. Todas las macetas ofrecen un mejor desempeño si cuentan con más de dos agujeros de drenaje. Procura que tu nuevo contenedor no sea excesivamente grande en comparación con el que tiene la planta en el momento en que la lleves a casa. Por otra parte, cuida que haya una pulgada (2,5 centímetros) entre la planta y el borde de la maceta. Un contenedor que es demasiado grande sólo va a retener el exceso de agua. Ten en cuenta que cada tantos años, hay que trasplantar el agave y cambiar la tierra.

Tipos de macetas recomendadas para cultivar agaves
Las macetas de barro sin esmaltar son una opción tradicional para plantar suculentas. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Preparando la tierra

Una buena tierra para suculentas y cactus en maceta se puede comprar premezclada o también preparar en casa. Prácticamente, las únicas condiciones es que la mezcla drene bien y suministre de los nutrientes necesarios para el crecimiento de la planta. Cada productor tiene su propia mezcla especial, pero la mayoría consiste en una parte de arena gruesa de construcción, una parte de abono de composta o tierra de jardín (baja en arcilla) y una parte de vermiculita, perlita o piedra pómez. Evita el abono de composta a base de turba de musgo, ya que puedes animar a los insectos a anidar en la raíz, además de que es difícil humedecerlo de manera eficiente una vez que se seca.

Tipos de macetas recomendadas para cultivar agaves
Utiliza tierra especial para suculentas ya sea comprada o preparada en casa. (Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Siembra

Es probable que cuando compraste su agave haya venido en una maceta pequeña de plástico o barro. Da algunos golpes ligeros en los lados de la maceta de barro o aprieta el bote de plástico para aflojar el nudo de raíz desde los lados. Extrae el agave y elimina suavemente los restos de tierra sin manipular las raíces en exceso. Puedes quitar las espinas terminales de las hojas si representan un peligro en tu hogar. Toma el nuevo recipiente y cubre los orificios de drenaje con un trozo de malla antihierba o malla especial para macetas e incluso con un par de trozos de periódico. Si la nueva maceta es muy profunda, puedes agregar una capa de unas cuantas pulgadas de grava gruesa y limpia para utilizar menos tierra y mejorar el drenaje. Cubre la capa de grava con un trozo extra de tela antihierba antes de añadir la tierra. Rellena la maceta con tu mezcla de tierra especial para suculentas dejando unas pulgadas en la parte superior para facilitar el riego. Planta tu agave al mismo nivel al que estaba en la maceta original y apisona bien la tierra para eliminar las burbujas de aire. Espera una semana antes de regar.

Mantenimiento

Todas las plantas en macetas requieren de cuidados regulares, incluso cuando tus ejemplares son de bajo mantenimiento. El agave, por ejemplo, debe regarse una vez a la semana en primavera y verano y una vez al mes o menos en invierno. Deja siempre que la tierra se seque entre riegos para evitar el moho y la putrefacción de la raíz, lo cual puede matar a tu agave. Una vez al mes en primavera y verano, "alimenta" tu ejemplar con un fertilizante líquido de un cuarto de fuerza.

Tipos de macetas recomendadas para cultivar agaves
Un agave grande da un toque arquitectónico a tu patio o terraza. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles