Tipos de proteínas plasmáticas

Escrito por nancy z. gleaton | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de proteínas plasmáticas
El plasma es la porción líquida de la sangre. (Blood cells image by patrimonio designs from Fotolia.com)

Para entender qué son las proteínas plasmáticas, se debe conocer primero qué es el plasma. La sangre contiene plasma, que no es otra cosa que la porción líquida de la misma. Está formado por un 90% de agua, que es necesaria para hidratar los tejidos del organismo. Aproximadamente un 70% del plasma está hecho de proteínas, que pueden ser de tres tipos.

Otras personas están leyendo

Albúmina

La albúmina es la proteína más abundante en el plasma, constituye aproximadamente el 60% del total de las proteínas. Es fabricada por el hígado y es responsable de transportar varias sustancias en la sangre, incluyendo las drogas. También ayuda a mantener el equilibrio hídrico y contribuye a la presión osmótica, que en términos simples es la presión ejercida por el agua que se mueve por ósomosis dentro y fuera de las células.

Globulinas

Las globulinas son las enzimas, las proteínas transportadoras y las gamma globulinas, o anticuerpos, sustancias que produce el organismo para luchar contra las infecciones y las enfermedades. Mientras que la mayoría de las proteínas plasmáticas se fabrican en el hígado, las gamma globulinas son fabricadas por un tipo de linfocitos llamados células plasmáticas. Las globulinas se agrupan en cuatro tipos basados en su tamaño y carga eléctrica: gamma, beta, alfa-1 y alfa-2.

Fibrinógeno

La única función del fibrinógeno (también llamado Factor I), otra proteína plasmática producida por el hígado, es producir coágulos para detener el sangrado. Es un coagulante pegajoso que se encuentra en la sangre y produce trombina, que a su vez se convierte en fibrina, la principal proteína de un coágulo sanguíneo. Las personas con hemofilia (la "enfermedad del sangrado") tienen una deficiencia de un factor de la coagulación. La afibrinogenemia es la ausencia completa de fibrinógeno y es la forma más seria de hemofilia. La hipofibrinogenemia es una patología caracterizada por niveles menores a los normales de fibrinógeno y puede producir problemas moderados de sangrado. La disfibrinogenemia ocurre cuando los niveles de fibrinógeno son normales pero las proteínas no funcionan correctamente. Las personas que sufren de esta forma de deficiencia de Factor I rara vez tienen problemas de coagulación e incluso pueden coagular normalmente.

Por qué son impotantes las proteínas plasmáticas

Actuando en conjunto, los tres tipos de proteínas plasmáticas mantienen nuestro organismo saludable. Son los bloque que construyen todas las células y tejidos del cuerpo, incluyendo anticuerpos, hormonas y agentes de la coagulación. Transportan una variedad de sustancias como drogas, hormonas y vitaminas. Controlan la presión osmótica entre la sangre y los tejidos y ayudan a control el equilibrio ácido-alcalino de la sangre. También son una fuente de energía para los músculos y los tejidos cuando no se ingieren alimentos energéticos.

Impacto de la anormalidad de las proteínas plasmáticas

Una albúmina baja puede ser indicativa de enfermedad renal o hepática, lo que permite que esta proteína pase a la orina, pero también puede ocurrir en caso de embarazo (momento en el que la albúmina disminuye naturalmente), desnutrición, quemaduras extensas o enfermedad de Crohn. Los niveles altos de albúmina pueden ser causados por la deshidratación o la insuficiencia cardíaca congestiva.

Los niveles altos de globulina pueden ser indicativos de infección crónica, enfermedad hepática o artritis reumatoidea. Los bajos niveles significan anemia aguda, disfunción hepática o enfisema.

Los niveles elevados de fibrinógeno parecen indicar un aumento en el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, una de las principales causas de muerte. Combinado con hipertensión, el riesgo es aun mayor. Hacer ejercicio, no fumar, mantener un peso saludable y la medicación parecen disminuir los niveles de fibrinógeno a corto plazo. Los niveles bajos de esta proteína indican una forma de hemofilia, una patología hereditaria que afecta a ambos géneros y a todas las razas y grupos étnicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles