Tipos de relaciones matemáticas entre dos variables

Escrito por peter flom | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tipos de relaciones matemáticas entre dos variables
Tipos de relaciones matemáticas entre dos variables. (Children's mathematical calculations image by Maria Grin from Fotolia.com)

Las variables pueden estar relacionadas de varias maneras. Algunos de estas pueden ser descritas matemáticamente. A menudo, un gráfico de dispersión de dos variables puede ayudar a ilustrar el tipo de relación entre ellas. También existen herramientas estadísticas para probar varias relaciones.

Otras personas están leyendo

Las relaciones negativas versus positivas

Algunos pares de variables se relacionan de manera positiva. Esto significa que a medida que una variable aumenta, la otra tiende a subir también. Por ejemplo, la altura y el peso están relacionadas positivamente debido a que las personas más altas tienden a ser más pesadas​​. Otras parejas se relacionan negativamente, lo que significa que a medida que una disminuye la otra tiende a subir. Por ejemplo, el rendimiento de la gasolina y el peso de un vehículo se relacionan negativamente, ya que los vehículos más pesados ​​tienden a tener menor kilometraje.

Relaciones lineales y no lineales

Dos variables pueden estar relacionadas linealmente. Esto significa que una línea recta puede representar su relación. Por ejemplo, la cantidad de pintura necesaria para pintar una pared está linealmente relacionada con el área de la pared. Otras relaciones no se pueden representar por una línea recta. Éstas se llaman no lineales. Por ejemplo, la relación entre la altura y el peso en los seres humanos no es lineal, porque al duplicarse la altura generalmente se duplica aún más el peso. Por ejemplo, un niño puede ser de tres pies de altura (91,44 cm) y pesar 50 libras (22,5 Kg), pero probablemente no hay un adulto de seis pies (182,88 cm) de altura que pese sólo 100 libras (45 Kg).

Relaciones monótonas y no monótonas

Las relaciones pueden ser monótona o no monotónas. Una relación monotóna es una donde la relación es positiva o negativa en todos los niveles de las variables. Una relación no monótona es una donde esto no es así. Todos los ejemplos anteriores fueron monotónos. Un ejemplo de una relación no monótona es aquella entre el estrés y el rendimiento. Las personas con una cantidad moderada de estrés se desempeñan mejor que aquellos con muy poco estrés o que aquellas que tienen una gran cantidad de estrés.

Las relaciones fuertes y débiles

Una relación entre dos variables puede ser fuerte o débil. Si la relación es fuerte, significa que una fórmula matemática relativamente simple para la relación ajusta los datos muy bien. Si la relación es débil, entonces esto no es así. Por ejemplo, la relación entre la cantidad de pintura y el tamaño de la pared es muy fuerte. La relación entre la altura y el peso es más débil.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles