Tipos de sistemas de oxígeno para respirar

Escrito por denise brown | Traducido por cp mérida
Tipos de sistemas de oxígeno para respirar

Un tanque de oxígeno es una manera de recibir terapia de oxígeno en casa.

oxygen cylinder image by JASON WINTER from Fotolia.com

La terapia de oxígeno está disponible en una variedad de formas para el paciente en tratamiento en casa. Mientras que el aire que respiramos es de 21 por ciento de oxígeno, los concentradores de oxígeno proporcionan oxígeno al 100 por ciento. Un sistema de oxígeno en el hogar proporciona oxígeno en su forma pura. No obstante, ten en cuenta que el oxígeno proporcionado por un concentrador de oxígeno es una droga adictiva que necesita receta médica. Dependiendo de las necesidades específicas de oxígeno del paciente, el médico puede prescribir uno de los tres tipos de sistemas de oxígeno para el hogar.

Otras personas están leyendo

Concentradores de oxígeno

Una unidad para casa de concentrador de oxígeno es del tamaño de una maleta grande. Alimentado por la electricidad, extrae el aire de la habitación en la máquina y separa el oxígeno puro. Una pequeña cánula nasal se desliza en las fosas nasales del paciente para entregar el oxígeno concentrado. Los pacientes pueden conectar diferentes longitudes de tubos de la cánula y al concentrador de oxígeno para permitir un mayor movimiento dentro de tu casa. Los concentradores de oxígeno portátiles funcionan con batería y están disponibles para los días en que el paciente tenga que salir de casa. Aunque el seguro del paciente puede cubrir el costo de un concentrador de oxígeno, no cubre el costo de la electricidad para hacer funcionar la máquina.

Oxígeno líquido

Las unidades de oxígeno líquido no requieren electricidad para funcionar, por lo que son una buena opción para zonas con frecuentes cortes de energía. Un tanque grande para el oxígeno líquido se instala en la casa en un lugar fresco y bien ventilado. El paciente se llena de tanques más pequeños con el oxígeno líquido. Los más pequeños, tanques portátiles, que pesan entre 5 a 13 libras (2,27 a 5,9 kg), permiten que el oxígeno pase desde su estado frío, el líquido, a uno gaseoso para que el paciente respire. Los pacientes colocan el tanque en un cabestrillo para llevarlo sobre sus hombros, o lo ponen en un pequeño carro. La tubería conecta el depósito a una cánula nasal. Un tanque más pequeño puede proporcionar hasta 10 horas de aire. El tanque más grande por lo general necesita llenarse cada dos semanas. Algunos pacientes dicen que el sistema de oxígeno líquido es más difícil de manejar que otros sistemas domésticos de las vías respiratorias.

Oxígeno comprimido

Probablemente el tipo más común de terapia de oxígeno en el hogar es el tanque de oxígeno comprimido. Los grandes tanques de oxígeno no son fáciles de mover. Tanques más pequeños están disponibles para los pacientes cuando tienen que abandonar sus hogares. La compañía que proporciona el oxígeno también proporciona reguladores y medidores de flujo de modo que el paciente pueda establecer la velocidad de flujo del oxígeno y pueda determinar la cantidad de oxígeno que queda en el tanque. A menudo los médicos prescriben este tipo de oxígeno para uso ocasional, como por ejemplo cuando el paciente está haciendo actividad física.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media