Salud

Tipos de verrugas genitales

Escrito por lisa mooney | Traducido por paula santa cruz
Tipos de verrugas genitales

Consulta a tu médico sobre las vacunas para prevenir el HPV.

Lovely Doctor image by Paul Moore from Fotolia.com

Las verrugas genitales son una afección de transmisión sexual producida por el papilomavirus humano (HPV, según sus siglas en inglés). El HPV se presenta en más de 70 tipos diferentes, algunos de los cuales pueden producir estas verrugas. En apariencia, las verrugas genitales son a menudo muy pequeñas e incluso pueden no ser visibles para la persona afectada. Otras veces, son bultos notables de color piel sobre los genitales o el ano y/o la piel circundante. Ocasionalmente aparecen en masas, produciendo un crecimiento similar a una coliflor.

Otras personas están leyendo

Causas

Las verrugas genitales son causadas por ciertas cepas del papilomavirus humano. Constituyen una enfermedad de transmisión sexual, lo que significa que se contrae mediante las relaciones sexuales vaginales, anales e incluso mediante el sexo oral. La infección por HPV puede dar como resultado un crecimiento anormal de células en el área genital o en el cuello del útero que pueden transformarse en cancerosas e incluso provocar la muerte.

Síntomas

Muchas personas no presentan síntomas cuando sufren una infección por HPV. Si los hay, lo más fácilmente reconocible es la presencia de verrugas blandas en el área genital. En las mujeres, las verrugas pueden verse dentro o fuera de la vagina y el ano. En los hombres, las verrugas generalmente aparecen en la punta o el cuerpo del pene, en el escroto o alrededor del ano. Otros síntomas posibles en las mujeres pueden ser un sangrado vaginal que produce picazón, aumento del flujo vaginal o humedad en la vagina. Los hombres a menudo presentan picazón en el pene o el escroto. Ambos a menudo sufren picazón en la zona anal si la infección está presente en esta área. Si bien es raro, puede ocurrir que tanto hombres como mujeres desarrollen estas verrugas en la boca o la garganta como resultado de haber practicado sexo oral con alguna persona infectada con HPV. Debe destacarse que existe un período de latencia luego de la infección que puede durar meses o años. Durante este período la persona infectada es muy poco probable que sepa que tiene esta infección ya que es asintomática. Las verrugas genitales a menudo son contagiadas por personas que desconocen su propia infección.

Diagnóstico

Las verrugas genitales definitivamente deben ser diagnosticadas por un médico. El doctor será capaz de determinar la presencia de verrugas mediante un examen visual pero en el caso de las mujeres, puede ser necesario realizar un examen pélvico completo para detectar las verrugas presentes en las paredes de la vagina y/o el cuello del útero. Es común que se realice un análisis de papanicolau para detectar los cambios que ocurren a menudo luego de una infección por HPV. En los hombre, el médico debe diferenciar las verrugas genitales de otra patología llamada pápulas perladas o hirsuties papillaris, que es una afección benigna no contagiosa y que no requiere tratamiento. Otra patología benigna que puede asemejarse a las verrugas genitales en los hombres son las manchas de Fordyce, que serán descartadas por el médico actuante. El doctor también debe eliminar la posibilidad de que se trate de molusco contagioso (MC), el cual a veces se transmite sexualmente pero no tienen la presencia interna de las verrugas genitales virales.

Tratamiento

Un médico debe determinar el curso de tratamiento a seguir para cada caso individual de verrugas genitales. Los tratamientos consisten en medicación tópica, cauterización, terapia con láser o cirugía. El tratamiento tópico de la piel puede ser realizado en el consultorio médico o te pueden recetar un medicamento para realizar el tratamiento en casa. Con el tratamiento adecuado, los brotes de verrugas genitales normalmente pueden ser controlados. Incluso luego de haber sido tratado por el HPV, puedes infectar a otros. La crioterapia, que consiste en congelar las verrugas, o la terapia con láser deben ser realizadas por un médico. Un método quirúrgico es el procedimiento de escición electroquirúrgica (LEEP, según sus siglas en inglés), en el que se emplea un instrumento con forma de bucle para extirpar las verrugas. Continuar con los exámenes médicos es esencial. Las verrugas son conocidas por tener una alta tasa de recidiva debido al hecho de que el virus que las provoca permanece en el cuerpo luego del tratamiento. No existe una cura para el HPV en sí mismo. Tu médico te aconsejará con cuanta frecuencia debes realizarte los exámenes de seguimiento.

Prevención

La única forma segura de prevenir las verrugas genitales es la abstinencia sexual completa. Sin embargo, las personas que tienen una relación monogámica de larga data pueden reducir las posibilidades de contraer esta enfermedad. El uso de preservativos también sirve de ayuda para disminuir el contagio del virus HPV. La vacuna llamada Gardasil es efectiva para prevenir la infección producida por cuatro cepas diferentes del virus HPV (aquellas que son las responsables de la mayoría de las verrugas genitales que producen cáncer). La vacuna está recomendada para mujeres entre 9 y 26 años de edad. La vacunación consiste en tres inyecciones y lo ideal es realizarla antes de que la persona se inicie sexualmente.

Advertencias

A menudo es imposible saber si tu pareja sexual tiene verrugas genitales ya que puede ser asintomática y no saber de su enfermedad. Consulta a un médico si sospechas una infección; si tienes verrugas genitales, debes alertar a tus parejas sexuales. Las mujeres deben realizarse un pap anualmente. Si no se tratan, estas verrugas pueden contagiarse y agravarse, incluso volverse cancerosas. Nunca utilices remedios caseros o productos de farmacia indicados para otros tipos de verrugas. Estos tratamientos no serán efectivos y pueden producir dolor en los genitales. SI un niño presenta verrugas genitales, se debe sospechar de abuso sexual y realizar una investigación.

Consideraciones

Hay muchas conductas que te ponen en riesgo de contraer verrugas genitales. Estas son: tener una iniciación sexual a temprana edad, tener muchas parejas sexuales, el uso de tabaco y alcohol, padecer otras enfermedades virales como el herpes o estar bajo una situación de estrés inusual. El HPV es endémico entre los adolescentes sexualmente activos. Los padres deben hacer que sus hijos se realicen análisis para detectar la infección. Recuerda que a menudo hay un largo período de incubación antes de presentar las verrugas genitales. Puedes no desarrollarlas hasta años después de haber contraído el HPV de un compañero infectado. Realízate exámenes anuales y consulta al médico cada vez que presentes picazón o cualquier cambio en tus genitales.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media