DESCUBRIR
×

Tips para armar un día de spa en tu casa

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Introducción

Para muchas personas poder disfrutar de una sesión de spa es un sueño. Sin embargo, las desventajas de los spas radican en que suelen ser costosos y pueden requerir que te traslades lejos de casa. Por ello, aquí te damos unos tips para que sin necesidad de gastar mucho dinero y sin salir de casa, puedas armar un día de cuidados de belleza y relajación. Lo cual, además de repercutir en tu apariencia física ayudar a tu salud mental y ánimo, te dará un pretexto para disfrutar, de manera nueva y plena, de la intimidad de tu propio hogar.

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Decide si el spa hogareño lo quieres sola o acompañada

Lo primero que deberás decidir es si prefieres estar completamente sola o si la compañía de una amiga o tu pareja puede ser una buena opción. Evidentemente para los masajes tener dos manos más te puede proveer de ciertas ventajas como abarcar esas zonas a las que tú sola no podrás llegar. Ya que hayas elegido la compañía o la soledad puedes armar más adecuadamente tu sesión de spa.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Acondiciona el lugar adecuado para tu programa de relajación y cuidados

La iluminación artificial por la noche o la natural durante el día son imprescindibles para crear una atmósfera digna de una sesión de relajación. Cerciórate de tener todos los elementos a la mano y en el lugar preciso: el programa del spa, los elementos atmosféricos como velas, inciensos, música relajante, los productos de belleza necesarios como cremas, aceites, mascarillas, toallas y algodones.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Yoga o ejercicios de relajación

Empieza con una sesión de ejercicios que te hagan sudar. Si tienes un jardín y un buen clima aprovecha el aire libre, sino, no importa: con tener un matt de yoga será suficiente. Haz una sesión de asanas como las has aprendido de tus maestros. Recuerda estar siempre concentrada para no lesionarte. Si nunca has hecho yoga, puedes conseguir un programa grabado de yoga para principiantes que te vaya guiando sólo escuchándolo. Si prefieres no agotarte, puedes simplemente comenzar con algunos estiramientos sutiles y una buena hora de meditación.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La ducha y la mascarilla facial

Luego del ejercicio date una breve ducha para limpiar la piel de tu cuerpo y rostro, así ya podrás comenzar con los tratamientos de belleza. Recuerda tener una mascarilla para tu tipo de piel o para algún problema específico. Ponte la mascarilla que te haya recomendado algún especialista y espera el tiempo necesario. Protege tus ojos colocando las "tradicionales" rodajas de pepinos que siempre son relajantes para tus párpados.

IT Stock/Polka Dot/Getty Images

Acondiciona tu cabello

Ya que queremos darle tratamiento a todo el cuerpo, no podemos dejar de lado al cabello. Provéete de una crema hidratante o nutriente para el cabello. En el mercado hay una gran variedad de ellas. Elige una que de mayor vitalidad a tu cabello y que trabaje a profundidad. Si optas más bien por alguna mascarilla o por aceites, no olvides colocarte una bolsa de plástico para provocar que el calor se guarde en tu cuero cabelludo y sea más efectivo el resultado. Lávalo dando masajes al cuero cabelludo.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Baño de tina

El agua es uno de los factores más importantes en este programa de relajación y belleza ya que no sólo ayuda a purificarte en su estado líquido sino también por el vapor que ayuda a la exfoliación. Por ello te recomendamos pasar el tiempo requerido en la tina, dónde podrás comenzar a relajarte luego de seguir otros pasos de belleza. Se recomienda usar un jabón líquido de lavanda ya que este aroma es relajante para la mayoría de las personas.

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Exfoliación del cuerpo, pedicure y manicure

Ya que estás en la tina, aprovecha que el calor haya ablandado las asperezas de tus pies y expulsado algunas impurezas de tu piel. Ten a la mano herramientas para pedicure y manicure. Por lo general suelen ser las mismas. Corta las uñas al nivel deseado con el cortauñas y con unas tijeritas corta cuidadosamente la cutícula de alrededor de las uñas de las manos y los pies. Es muy probable que haya muchas asperezas en los talones. Para suavizar este área, límala con una piedra o una barra especial. Exfolia tu cuerpo y talla vigorosamente tu piel.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Masajes de pies a cabeza

Recuerda tener a la mano algún manual sencillo para masajes o haberte informado al respecto anteriormente. Durante el baño puedes comenzar a masajear desde la coronilla hasta los brazos, piernas, pantorillas y pies. Si prefieres puedes hacerlo ya seca o simplemente continuar. Si lo haces fuera, mantente en un lugar cálido y acogedor. Si estás en compañía, disfruta de tu turno tanto para dar como para recibir el masaje. En este paso, aprovecha para hidratar tu cuerpo con un aceite o crema que facilite además los masajes. Recuerda tener una posición correcta que además facilite el masaje.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Hidratación del rostro y detalles de manicura y pedicura

Ya bien limpia y seca, debes hidratar tu rostro y tu cuerpo, si es que no lo hiciste durante la sesión de masajes. En el rostro, no olvides el área de los párpados, ojeras y labios. Termina entonces el aspecto de tus pies y manos limando y barnizando las uñas. Permite que sequen correctamente mientras te reclinas en un sofá y escuchas música de ambientación.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Una actividad de descanso y un buen aperitivo

Para cerrar el día, leer, ver una película y comer algo nutritivo y saludable será perfecto. También ayudará que te hidrates con un buen jugo o agua natural después del baño de tina. Si es por la noche y ya no piensas salir, puedes optar por ver una película o leer un libro de poemas o una novela. El punto principal es que te des el tiempo para seguir consintiéndote. Así que todo depende de tus gustos y de si estás acompañada o no.