Cómo hacer una tirolesa para niños en el patio con una cuerda

Escrito por joshua bailey
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Hacer una tirolesa para niños en tu patio es una tarea relativamente sencilla, pero exige conocimiento y preparación antes de que intentes construirla. La primera preocupación debe ser escoger una ubicación adecuada y segura. Asegúrate de que el área abierta por el que pasará la tirolesa esté libre de arbustos o rocas y que las dos estructuras a las que la cuerda se unirá estén bien plantadas en el sueño. También asegúrate de revisar las ordenanzas locales para asegurarte de que tu tirolesa sea legal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cortador para cuerdas (navaja multiuso)
  • Cinta para medir
  • Cuerda de nylon
  • Una manija de cuerda de ski
  • Una polea

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la distancia entre los dos lugares en los que colgarás la cuerda y añade 4 pies de modo que tenga la longitud necesaria para que puedas hacer nudos grandes y bien ajustados en los extremos. Corta la cuerda de nylon en esta longitud.

  2. 2

    Une la manija de cuerda de ski a la polea, que debe rodar por sobre la cuerda suavemente y sin salirse de su trayecto. Ata ambos extremos de la manija a la polea y asegúrate de que la conexión esté bien ajustada y sea segura de usar.

  3. 3

    Dale una vuelta a la cuerda alrededor de la polea y luego átala o asegúrala a las ubicaciones de partida y de llegada. Usa clavos y ganchos grandes para fijar la cuerda en vez de atarla sin más alrededor de un objeto como un árbol.

  4. 4

    Ata un trozo de cuerda debajo de la manija para que puedas moverla de un lado de la tirolesa al otro. Asegúrate de que sea lo suficientemente largo para alcanzarlo desde el piso.

Consejos y advertencias

  • La cuerda debe estar a una altura tal que cuando los niños se deslicen por la tirolesa, sus pies no lleguen a tocar el piso en el punto más bajo al centro.
  • Asegúrate de que los niños siempre usen arneses y cascos al utilizar la tirolesa. El arnés tiene una vuelta y un gancho que conecta al usuario a la tirolesa de modo que no pueda caer al piso.
  • Para impedir que los niños se lastimen al llegar al final de la tirolesa, acolchona la estructura que sujeta la cuerda, o simplemente diles que levanten las piernas y coloquen los pies frente a sí para que puedan parar con los pies en la estructura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles