Cómo tocar la trompeta con frenos

Escrito por contributing writer | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tocar la trompeta con frenos
Vuelve a disfrutar de tocar la trompeta aún con frenos. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Si eres un trompetista, tener frenos es un perjuicio inmediato a tu capacidad de desempeño y diversión. La sensación es incómoda y dolorosa, y encontrarás que simplemente no puedes producir la misma calidad tonal y emplazamientos que sin frenos. Afortunadamente, hay técnicas que puedes emplear para tocar la trompeta con frenos, e incluso disfrutarlo nuevamente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Espera hasta que hayas tenido tus frenos por unos días antes de tocar la trompeta. Inmediatamente después de obtener los frenos, la boca y los dientes se sentirán incómodos y doloridos, y tratar de tocar la trompeta sólo puede empeorar las cosas. Dale a tu boca unos días para adaptarse a su nuevo equipo de ortodoncia. El dolor disminuirá, y tu nivel de comodidad aumentará.

  2. 2

    Acepta el hecho de que tu embocadura debe cambiar cuando tocas con los frenos. Utiliza tus labios para crear un cojín entre los frenos y la boquilla de la trompeta. Utiliza menos presión de la normal. Si tienes el mal hábito de empujar la boquilla en la embocadura para producir las notas altas, ahora es un buen momento de romper la tendencia. Vas a herir tus labios si no cambias este hábito.

  3. 3

    Utiliza el flujo de aire, en lugar de la presión, para crear música con tu trompeta. No puedes ajustar tu embocadura mientras tocas, o te vas a cortar y rayar los labios. No ajustes los músculos de las comisuras de tus labios mientras tocas. La reproducción de las notas altas generalmente implica el cierre de la abertura del labio. No puedes hacer más esto. En cambio, mueve más aire.

  4. 4

    Espera hasta tocar las notas más altas. Trabaja en los registros más bajos al principio, mientras te enfocas en mantener la misma presión entre tus labios y la boquilla. Informa a tu director que ahora tienes frenos. Lo más probable es que esté lejos de ser la primera vez que el director haya tenido un estudiante con frenos. Pregunta por las partes bajas, y no trates de ser una estrella y ser la trompeta principal.

  5. 5

    Limita tus sesiones de práctica a sólo 10 a 15 minutos por vez. Tan pronto como tu embocadura se canse o empieces a sentir dolor, deja la trompeta a un lado y descansa. Tocar mientras estás cansado o adolorido te hará desarrollar malos hábitos.

Consejos y advertencias

  • Toca en silencio. No hay necesidad de hacer acrobacias con el sonido de tu trompeta apenas tengas tus frenos. Siéntete cómodo con un registro de bajo a medio y utiliza la mínima presión posible.
  • No continúes tocando si te cortas los labios. Puedes desarrollar tejido de cicatriz y podrías comprometer permanentemente tu capacidad para tocar la trompeta en el futuro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles