DESCUBRIR
×

No todos los griegos son iguales: tips para elegir el mejor yoghurt griego

Actualizado 26 febrero, 2018

El yoghurt griego es uno de los alimentos más saludables por los beneficios que ofrece. Actualmente se ha convertido en un alimento de moda y los supermercados están llenos de una variedad de marcas, tamaños y sabores, sin embargo, NO todos son iguales, ¿cómo elegir a la mejor opción? El yoghurt griego se lleva muy bien con frutas o sólo con miel, su textura es deliciosa para el desayuno, como postre o en una colación. Es por ello, que te hablaremos de sus propiedades y beneficios para que puedas elegir la mejor opción.

Yoplait

Regular vs yoghurt griego

¿Por qué elegir un yoghurt griego? Este alimento se elabora a partir de la fermentación bacteriana de la leche, donde se añaden microorganismos vivos, conocidos como probióticos, el yoghurt griego se hace de una manera similar, pero se elimina el suero, esto da como resultado una consistencia más espesa, con menos azúcar, hidratos de carbono y más proteínas.

Yoplait

Alto contenido protéico

Una taza de yoghurt griego puede brindarte la misma cantidad de proteína como un pedazo de carne y si eliges el correcto hasta el doble de proteína que uno normal. Es una excelente opción para el desayuno y muy atractivo para aquellos que hacen ejercicio regularmente.

Yoplait

Más calcio

Es el mineral que nos ayuda a mantener en excelente funcionamiento nuestro sistema nervioso, además de huesos y dientes sanos. La cantidad de calcio contenido en el producto varía de acuerdo a cada marca, ¡elige el que más tenga!

Bajo en grasa

Un auténtico griego debe cumplir con el atributo de bajo en grasa, existen opciones en el mercado que puede contener un alto contenido de grasas saturadas, por lo que te recomendamos buscar una variedad baja en grasa, una buena opción es Yoplait Griego porque tiene menos grasa que otros, y diferentes variedades como natural, fresa, selección de moras y ahora también una nueva línea de semillas y cereales. La ingesta de yoghurt griego, también te proporciona bacterias benéficas para la salud del sistema gastrointestinal que ayudan en la digestión y a mantener la flora intestinal, lo que incluso ayuda a prevenir el cáncer. Además, se lleva bien con casi cualquier alimento y puede ser una gran opción saludable para sustituir ese antojo de papas, galletas, panes o dulces.