Cómo tomar el aceite de ricino

Escrito por sylvia cochran | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tomar el aceite de ricino
Planta de baya de ricino. (Morguefile.com/Diane Finlayson)

El aceite de ricino es derivado de la baya de ricino y ha sido utilizado en todo, desde lubricantes a tintes y laxantes. Sus usos alternativos han involucrado el uso del aceite en las mujeres embarazadas para inducir el parto, aunque los médicos advierten en contra de esta práctica, ya que puede conducir a un sufrimiento fetal indebido. En la actualidad, el aceite de ricino es recomendado más a menudo como un laxante de acción rápida antes de una cirugía. El aceite de ricino por sí solo no tiene sabor ni olor fuerte, el reflejo de náusea aparece provocando que las personas no lo traguen fácilmente y a veces puede tomar varios intentos tragarlo y no regurgitar. Sin embargo, hay unos pasos simples para tomar el aceite así puedes incorporar todos sus beneficios sin sentir náuseas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Aceite de ricino
  • Refrigerador
  • Jugo de naranja (opcional)
  • 2 vasos
  • Tazas medidoras
  • Agua tibia
  • Sal
  • Lavamanos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo tomar el aceite de ricino

  1. 1

    Coloca el aceite de ricino en el refrigerador durante toda la noche. El objetivo es que el aceite se enfríe.

  2. 2

    Después de dejar reposar el aceite durante toda la noche, vierte un vaso de agua tibia y agrégale un poco de sal. Esto actuará como un enjuague bucal que puedes utilizar después de haber bajado la dosis de aceite.

  3. 3

    Párate frente al lavamanos. Recuerda que querrás estar preparado para lavar tu boca con el agua salada y luego escupirla.

  4. 4

    Vierte la dosis de aceite de ricino que vayas a tomar en un shot u otro vaso pequeño. También puedes beberlo directamente de la taza medidora.

  5. 5

    Cierra tus fosas nasales para cerrar ligeramente tu nariz con tus dedos.

  6. 6

    Bebe la dosis de aceite de un solo trago. No lo saborees, no lo juegues alrededor de tu boca y no dejes pasar mucho tiempo antes de dejarlo bajar por tu garganta.

  7. 7

    Toma el vaso con la solución de agua tibia con sal y ponte un poco en la boca. Suelta tu nariz. Juega el agua salada alrededor de tu boca. Haz gárgaras con ella y luego escúpela en el lavamanos.

  8. 8

    Repite el proceso de enjuague y gárgaras si todavía tienes un poco de sensación de sabor desagradable a aceite en tu boca. Las posibilidades son buenas que no tienes que repetir este paso nuevamente.

Consejos y advertencias

  • Algunos sugieren mezclar el aceite de ricino con jugo de naranja, así se disfraza la sensación grasosa lo suficiente para evitar el efecto de náusea. El agua tibia con sal es un buen remedio casero para la halitosis y aquellos que siguen los preceptos de la salud alternativa, sugieren que esta es una manera más saludable de matar la placa y las bacterias causantes de olor en tu boca que cualquier enjuague comercial.
  • No tomes aceite de ricino en exceso en una semana. Cuando lo utilizas como laxante, el cuerpo puede acostumbrarse a tener la estimulación para eliminar los contenidos de los intestinos y dentro de poco no funcionarán de forma normal sin esa ayuda externa.
Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles