Cómo tomar un baño de vapor

Escrito por laura nowak | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tomar un baño de vapor
Cómo tomar un baño de vapor. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Los baños de vapor difieren con los saunas en que, aunque puedes sudar en ambos, los primeros tienden no solamente a relajarte y rejuvenecerte sino también a mejorar tu belleza. Aparte de sus efectos relajantes, los baños de vapor también proporcionan beneficios para la salud, como alivio del dolor, alivio para la piel seca y ayuda con problemas respiratorios. Los baños de vapor operan mejor si la temperatura está entre los 110 y 116 grados Fahrenheit (43 y 46 ºC) y la humedad alrededor del 100 por ciento. Para que se presente una niebla de vapor, tienes que tener un generador eficiente y una cabina hermética. Mientras disfrutas tu baño de vapor, sigue unos cuantos consejos de seguridad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Bebe por lo menos uno o dos vasos de agua antes de entrar al baño de vapor, ya que el proceso puede deshidratarte. También querrás reponer más fluidos después de haber dejado el baño.

  2. 2

    Toma una ducha antes de meterte en la habitación de vapor. La mayoría de las leyes estatales en las instalaciones de los gimnasios requieren que te duches antes de usar cualquier instalación de piscina o spa, esto ayudará a preparar a tu cuerpo para el baño de vapor. Tu cuerpo tiene que estar siempre a una temperatura normal antes de entrar al baño de vapor.

  3. 3

    Evita comer antes de tomar el baño de vapor, ya que el calor interfiere con tu circulación y digestión.

  4. 4

    Entra al vapor por solamente 15 a 20 minutos cada vez, incluso cuando te sientas relajada. Escucha a tu cuerpo, te dirá si se pone muy caliente o deshidratado y ese será el momento de salir.

  5. 5

    Refréscate primero con una ducha caliente y después fría, para evitar alterar a tu cuerpo. Asegúrate de que todo tu cuerpo se haya enfriado antes de otra sesión en la habitación de vapor o de meterte en la piscina, bañera o sauna, ya que si estás sobrecalentada, puede afectar tu circulación. Evita tomar más de tres sesiones seguidas, ya que no querrás relajar demasiado tu cuerpo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles