Cómo tomar la medida cuado tejes una capucha

Escrito por kaite mitchell | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tomar la medida cuado tejes una capucha
Las capuchas pueden ser grandes y colgantes, o más pequeñas y ajustadas a tu cuello. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

Cuando se trata de mantener abrigado tu cuello en el invierno, no hay escasez de opciones para los tejedores. La mayoría de la gente tiene una o más bufandas para enroscar alrededor de su cuello con los extremos colgando pero algunos prefieren las capuchas (tubos de tela que van sobre la cabeza y cubren alrededor de tu cuello como un collar). Cuando diseñes tu propia capucha, o hagas una a partir de un molde, deberás asegurarte de que las medidas sean correctas. Afortunadamente, medir tu capucha no es difícil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica o regla
  • Un trozo de cartón o tela para molde
  • Alfileres en T

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la circunferencia de tu cabeza ya que esto será necesario para deslizar la capucha sobre la misma. Como mínimo, deberás lograr que tu capucha tenga un diámetro ligeramente más grande que tu cabeza, aunque algunas capuchas están diseñadas para envolver varias veces alrededor de tu cuello. Si quieres hacer una capucha que encaje de forma justa a tu cuello, resta una o dos pulgadas (2,5 o 5 cm) de la medida de tu cabeza y teje un patrón de nervaduras. Esto permitirá que la capucha se estire a medida que la pones sobre tu cabeza, y luego se contraerá para quedar ajustada en tu cuello.

  2. 2

    Mide el largo de tu cuello desde el mentón hasta la clavícula. La mayoría de las capuchas se tejen sueltas y se diseñan para que se puedan doblar fácilmente, por lo tanto, el ancho no será un factor importante, pero no querrás tener demasiado tejido debajo de tu mentón. Si utilizas un largo de cuello de 4 pulgadas (10 cm), no necesariamente querrás una capucha de 16 pulgadas (40 cm) de ancho. Si estás utilizando una lana gruesa con agujas que crean un tejido ajustado, conseguirás una capucha más ajusta ya que la tela creará un gran trozo de tejido debajo de tu mentón cuando la dobles. Si estás utilizando una lana más fina, como estambre o para tejer con dedos, para crear un tejido suelto y flojo, tu capucha será más ancha ya que se doblará o drapeará más fácilmente.

  3. 3

    Haz una muestra utilizando tu lana y agujas elegidas para averiguar cuántos puntos necesitarás montar. Monta varias pulgadas de puntos y teje el molde de tu capucha para varias pulgadas. Cierra los puntos.

  4. 4

    Humedece tu muestra y deja que se seque plano antes de medir tu muestra para saber cuántos puntos tienes que hacer por pulgada. Una vez que obtengas este número, multiplícalo por el número de pulgadas que necesitas que tenga tu capucha. Quizás tengas que sumar o quitar algunos puntos para asegurarte de que puedas tejer tu patrón. Por ejemplo, si necesitas poner 100 puntos para tener una capucha de 25 pulgadas (63,5 cm) y tu patrón requiere un número impar de puntos, coloca 101 puntos.

  5. 5

    Mide tu capucha a medida que tejes para asegurarte de que te va a entrar. Para medir el tejido, apóyalo plano sobre un trozo de cartón o tela para molde. Une los bordes con alfileres sin estirar la tela para evitar que se enrosque mientras la mides con tu cinta o una regla.

Consejos y advertencias

  • Cuanto más drapeada es tu tela (la capacidad de la tela para doblarse fácilmente) más ancha puede ser sin causar dificultades. Una tela floja con muchos drapeados se doblará más fácilmente debajo de tu mentón cuando la uses.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles