Salud

Cómo tomar el pulso en varias partes del cuerpo

Escrito por wirnani garner
Cómo tomar el pulso en varias partes del cuerpo

El pulso es el latido rítmico de una arteria causado por las contracciones regulares del corazón. Puede sentirse en distintas áreas del cuerpo usando los dedos índice y medio. También puede ser escuchado a través de un estetoscopio, instrumento médico que se usa para detectar los sonidos producidos por el cuerpo. Para muchos individuos saludables tomar el pulso es lo mismo que tomar el ritmo cardíaco. Pero para los que sufren arritmia (actividad eléctrica anormal del corazón) la frecuencia cardíaca puede ser más alta que el pulso. El pulso normal de un adulto varía entre 60 y 100 pulsaciones por minuto. Aquí encontrarás algunos consejos útiles para tomar el pulso en distintos puntos de presión del cuerpo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un reloj con segundero
  • Un estetoscopio
  • Un papel
  • Un bolígrafo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ubica el pulso temporal de tu paciente. Primero, debes palpar una protuberancia llamada hueso cigomático. Usa tus dedos índice y medio para tocar el arco cigomático situado frente a la oreja de tu paciente, más específicamente, cerca de la pequeña eminencia puntiaguda (trago). Luego, mueve tus dedos un poco por encima para sentir la pulsación temporal. Cuenta los latidos durante 60 segundos y anota su cantidad. Haz las anotaciones de la misma forma en los siguientes pasos.

  2. 2

    Encuentra el pulso de la carótida de tu paciente en el área del cuello. Para hallar la carótida, recorre con tus dedos índice y medio la tráquea de tu paciente, ubicada en la parte frontal o anterior del cuello. Puedes sentir el pulso en ambos lados del cuello, pero no debes presionar las dos arterias al mismo tiempo. El pulso de la carótida se toma, normalmente, cuando se practica la resucitación cardiopulmonar (CPR).

  3. 3

    Pídele a tu paciente que se siente o se recueste para tomar su pulso apical. Se trata del latido del ápice o punto principal del corazón, y se toma usando un estetoscopio. Colócate las partes del instrumento que van en las orejas y comienza a auscultar. Estando tu paciente sentado o acostado boca arriba, coloca el disco del estetoscopio debajo de su pezón izquierdo, justo entre medio de la quinta y la sexta costilla. Escucha el latido de su corazón.

  4. 4

    Deja que tu paciente se siente cómodamente con su brazo izquierdo o derecho descansando sobre una mesa, con la palma hacia arriba. Con tus dedos índice y medio, palpa su arteria braquial colocándolos en el lado medial (el que está más cerca de su cuerpo) de su fosa cubital (la cavidad que está entre el antebrazo y la parte superior del brazo, por encima del hombro). Si no puedes sentirla durante la primera palpación, puedes recorrer con tus dedos la fosa cubital en dirección a su cuerpo. De esta manera, puedes sentir fácilmente la pulsación de su arteria braquial. Este pulso se toma, por lo general, cuando se le toma la presión al paciente.

  5. 5

    Pídele a tu paciente que dé vuelta su brazo para que quede con la palma de la mano hacia arriba. Siente su pulso radial colocando tus dedos índice y medio sobre su muñeca, debajo del área del pulgar. El pulso radial es el más fácil de localizar, y ese lugar es el más común para medir el pulso.

  6. 6

    Palpa el pulso cubital de tu paciente pidiéndole que dé vuelta cualquiera de sus brazos para que la palma quede hacia arriba. Al igual que el pulso radial, localizarás su pulso cubital en su muñeca. La única diferencia es que estarás palpando en el lado opuesto, es decir, debajo del área de su dedo meñique.

  7. 7

    Examina la circulación de la pierna de tu paciente tomando su pulso femoral. Estando el paciente acostado sobre la espalda y con las piernas extendidas, palpa el pulso femoral alrededor del área de la ingle. Usando tus dedos índice y medio, presiona la arteria femoral derecha o izquierda contra el isquion, la parte inferior del hueso de la cadera.

  8. 8

    Toma el pulso poplíteo de tu paciente. Dile que se acueste boca arriba y flexione una de sus piernas 120 grados, aproximadamente. Sostén su rodilla con ambas manos. Extiende tus dedos índice y medio en su fosa poplítea (la cavidad que está detrás de su rodilla) y palpa su arteria poplítea.

  9. 9

    Monitorea la circulación del pie de tu paciente palpando el pulso de la arteria dorsal de su pie. Puedes sentir su pulso colocando tus dedos índice y medio en el centro de la parte frontal o anterior de su pie.

  10. 10

    Evalúa la circulación de la parte inferior de la pierna de tu paciente a través del pulso tibial posterior. Para sentir su pulso, coloca tus dedos índice y medio en la parte posterior de su tobillo izquierdo o derecho, más concretamente, detrás del maléolo medial (la protuberancia ubicada en la parte central o interna del pie).

Consejos y advertencias

  • No uses tu pulgar para medir el pulso porque éste tiene su propio pulso. En cambio, usa siempre tus dedos índice y medio.
  • Al registrar el pulso de tu paciente, siempre debes incluir la fecha, la hora y la parte y el lado del cuerpo del que lo tomaste. Además, anota cualquier anormalidad que puedas notar en su pulso, como un latido débil, un latido más rápido del normal o latidos salteados.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media