Cómo tomar una siesta reparadora

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tomar una siesta reparadora
Siesta reparadora.

Dormir es importante para tu salud ya que reduce el estrés y promueve el estado de alerta mental e incrementa la productividad en el colegio o en el trabajo. Las siestas reparadoras se han vuelto populares por aquellos que siempre están ocupados y no pueden dormir ocho horas cada noche. Puedes tomar una de entre 10 y 30 minutos en cualquier momento del día para poder recargarte.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Escoge un lugar callado donde puedas descansar de forma segura y cómoda. Asegúrate de que no te distraigan los transeúntes. Éste puede ser un lugar privado en tu oficina, si tienes suerte de tenerla, una habitación de descanso con un sillón o en tu carro en el estacionamiento de la compañía. El bus, el metro y el tren también son opciones, sino tienes un carro o sino manejas a tu trabajo.

  2. 2

    Escoge un momento del día en el que seas más propenso a agotarte, como a media mañana o a media tarde. Planea una siesta de entre 10 y 30 minutos en tu lugar tranquilo durante esos horarios. Los límites de tiempo pueden variar dependiendo de cuánto tiempo tu cuerpo necesita que duermas para renovar su energía.

  3. 3

    Agrega oscuridad a la habitación si lo deseas apagando las luces. Si estás en tu auto, utiliza lentes de sol. Es sabido que la oscuridad ayuda a que te duermas más rápido. Utiliza una colcha para mantenerte abrigado si es necesario, ya que la temperatura de tu cuerpo baja durante el sueño.

  4. 4

    Recuéstate sobre tu espalda, así puedes respirar más fácilmente y relajar tu cuerpo. Esta postura debe de ayudarte a alinearte, especialmente tu espalda, así no te sientes adolorido cuando te despiertes.

  5. 5

    Busca alguna música para escuchar si eso te ayuda a dormir. Los sonidos suaves de la música clásica, el jazz o la nueva era pueden ayudarte a relajar tu mente y poder dormirte. La música colaborará más si has tenido un día estresante.

  6. 6

    Coloca una alarma de 10, 15, 20 o 30 minutos. La mayoría de los celulares tienen un reloj despertador, así que puedes llevar el tuyo adonde quiera que vayas a tomar tu siesta. Cierra tus ojos, ten pensamientos pacíficos o simplemente no pienses en nada y toma tu siesta reparadora. Después de hacerlo, date un minuto por lo menos para despertarte y enfocarte antes de volver al trabajo o asitir a clase.

Consejos y advertencias

  • No tomes una siesta de más de 30 minutos al día. Puedes entrar en un sueño profundo en esta etapa, el cual puede causar que te despiertes sintiéndote con pereza y más exhausto de lo que te sentías antes de dormirte.
  • Evita beber cantidades excesivas de cafeína o consumir alimentos dulces. Hacerlo puede interrumpir tus patrones de sueño, incluso cuando estás en casa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles