Cómo hacer tomates secos de forma fácil

Escrito por cindy pineo | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tomates secos de forma fácil
Cuando los tomates son abundantes, consérvalos por medio del secado. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Barbara Kingsolver, en su oda al jardín de casa "Animal, Vegetable, Miracle", describe su cocina de agosto como rebosante de tomates maduros. Para mantenerse al día con la abundancia cada vez mayor, usa su horno deshidratador de alimentos constantemente, convirtiendo jugosos tomates frescos en tomates secos sabrosos y fáciles de almacenar. La forma más fácil de secar tomates al sol no involucra al sol. En su lugar, haz tomates secos que se verán y sabrán exactamente como los tomates secados al sol en tu horno o deshidratador de alimentos. También puedes secar los tomates en el sol, pero es una propuesta arriesgada que sólo funciona bien en climas cálidos y secos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bandejas para galletas
  • Bastidores de refrigeración
  • Condimentos
  • Deshidratador de alimentos
  • Bastidores de secado
  • Estopilla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Secado en horno

  1. 1

    Corta los tallos de los tomates y luego córtalos en cuartos. Para darles más sabor, mézclalos con un poco de aceite de oliva extra virgen y espolvoréalos con sal, pimienta y hierbas frescas picadas, como albahaca o tomillo.

  2. 2

    Separa los tomates en una sola capa en las bandejas para hornear, o en bastidores de refrigeración situados en la parte superior de las bandejas para hornear. Los bastidores de refrigeración obvian la necesidad de dar vuelta tus tomates al secarse, pero no son necesarios. Para facilitar la limpieza, forra tus bandejas para hornear con papel pergamino.

  3. 3

    Calienta el horno a 150 grados Fahrenheit (65 grados centígrados), o el ajuste más bajo. Coloca las bandejas de los tomates en el horno y cierra la puerta. Si no tienes un horno de convección, rota las bandejas cada pocas horas, y si no estás usando bastidores de refrigeración, voltea los tomates también. Los tomates están listos cuando están secos al tacto, pero siguen siendo flexibles como el cuero de fruta. Dependiendo del tamaño y la jugosidad de los tomates y el calor y la humedad del horno, el secado tomará de 10 a 20 horas.

    Secado en deshidratador de alimentos

  1. 1

    Quítales los tallos y corta los tomates en cuartos; condiméntalos y distribúyelos en una sola capa en las bandejas de tu deshidratador de alimentos. Coloca las bandejas en el deshidratador y colócalo en el ajuste para vegetales, a 125 o 135 grados Fahrenheit (51 a 57 grados centígrados).

  2. 2

    Revisa tus tomates cada varias horas al principio, y luego con más frecuencia a medida que se secan. Retíralos cuando estén parecidos al cuero, flexibles y secos al tacto.

  3. 3

    En lugar de cortar los tomates en cuartos, córtalos en rodajas muy finas, sazona y extiéndelos en una sola capa sobre las bandejas del deshidratador. Seca los tomates más allá del punto de flexibilidad del cuero hasta que estén crujientes. Utilice estos crujientes similares a las patatas fritas como aderezos para ensaladas elegantes o sopas, o ponlos en el marco de un plato de antipasto.

    Secado al sol

  1. 1

    Quita el centro y condimenta los tomates, y ponlos sobre las bandejas de secado que permitan la circulación de aire para todas las superficies de los tomates. Cubre los tomates con una estopilla para protegerlos de los insectos. Durante un tramo de clima caliente, seco y soleado, coloca los tomates en la luz solar directa.

  2. 2

    Deja los tomates al sol hasta que se pongan parecidos al cueros y secos al tacto. Dependiendo del clima, esto podría tomar tan sólo cuatro días, o hasta dos semanas. Si hay rocío de la noche, lleva los tomates dentro. Si nota cualquier señal de moho o deterioro, descarta los tomates. Este método sólo funciona en climas muy cálidos y secos.

  3. 3

    Para acelerar el proceso, seca los tomates en un coche caliente. PickYourOwn recomienda colocar las bandejas cubiertas de gasa en el salpicadero del coche, subir las ventanas, y aparcar en un lugar completamente soleado. Comienza por la mañana, y entra los tomates por la noche si no están secos al atardecer. Este método puede tardar más de un día.

Consejos y advertencias

  • Guarda los tomates acabadas en bolsas de plástico con cierre sellado en el refrigerador, y consúmelos en un par de semanas.
  • Lava cuidadosamente los tomates antes de prepararlos, para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos. Ten cuidado extra cuando seques tomates al sol. Dado que el proceso es largo, los tomates requieren inspecciones frecuentes para asegurar que los microorganismos o insectos no los han contaminado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles