Cómo tonificar tus músculos pectorales con ejercicios acuáticos

Escrito por jonae fredericks Google | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tonificar tus músculos pectorales con ejercicios acuáticos
(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Los movimientos acuáticos de bajo impacto son ideales como una forma de ejercitación sin estrés. Las personas con problemas de salud como lesiones deportivas o artritis los aprovechan como una forma divertida y no dolorosa de practicar ejercicios. Los beneficios del aerobismo acuático son fantásticos ya que, como con cualquier tipo de aeróbicos la liberación de endorfinas ayuda a controlar el dolor a la vez que levantan el ánimo. Agrega el agua a esta ecuación y los beneficios se duplicarán. Asimismo, es posible trabajar los mismos grupos musculares que con el entrenamiento tradicional con pesas. El aumento de la salud cardiovascular obtenido mediante los ejercicios de resistencia al agua es un excelente modo de tonificar y acondicionar tu cuerpo entero. Entre los muchos grupos musculares que se pueden trabajar están los pectorales. Estos son importantes para sostener la columna y la parte superior del torso, se pueden fortalecer y aumentar. Los siguientes pasos te enseñarán como tonificarlos con ejercicios acuáticos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Acceso a alguna pileta o fuente de agua con diferentes profundidades.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Practica la brazada de pecho en una zona profunda de la piscina. El movimiento circular realizado por tus brazos empujando el agua mejorará tus pectorales y reforzará tus hombros. Nada por etapas, aumentando el ritmo lentamente a medida que te vas fortaleciendo.

  2. 2

    Sostiene ambos brazos a los lados en la zona baja de la piscina, con el agua a la altura del pecho. En series de 10, levántalos hacia adelante hasta que queden al mismo nivel de los hombros y luego vuelve a la posición inicial. La resistencia del agua tonificará los músculos de tus brazos y pecho.

  3. 3

    Agarrándote del borde de la piscina, elévate suavemente como si quisieras salir. Comienza con series de 10, aumentando la cantidad a medida que el trabajo físico te fortalece los brazos y el pecho.

  4. 4

    Sostén ambos brazos a la altura de los hombros formando una L con cada uno. La letra debe estar formada con tus brazos extendidos y los codos doblados hacia arriba. Lentamente, lleva cada brazo hacia adentro y hacia tu cuerpo manteniendo los codos doblados. Lentamente, lleva los brazos hacia la posición inicial y repite en series de diez; es un excelente ejercicio para el pecho.

Consejos y advertencias

  • Consulta con tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercitación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles