Cómo saber si el tono de tu piel es amarillo u oliva

Escrito por heather vecchioni | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo saber si el tono de tu piel es amarillo u oliva
Mirar tu piel mientras te encuentras en un ambiente de luz natural te puede ayudar a determinar su tono. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Si alguna vez has notado que te ves mejor en algunos colores que otros, entonces conocerás el poder de vestirte de acuerdo al tono de tu piel. Conocer esta información valiosa puede ayudarte a elegir la ropa, el maquillaje y los colores de pelo adecuados para el deporte. Por ejemplo, las mujeres de piel oliva es probable que no luzcan sorprendentes con colores que se adaptan para las damas de piel clara, y si tratas de usar estos colores es probable que luzcas como un desastre ardiente. Si te estás preguntando si en verdad tienes la piel oliva o de un tono amarillo, puedes realizar algunas pruebas para saberlo a ciencia cierta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un trozo de papel blanco o una toalla blanca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Párate en el sol. La luz natural es mejor para determinar el tono de tu piel. Mientras lo haces, echa un vistazo a tu piel. Las damas con un tono oliva tendrán un tinte verdoso en su piel. El tono es a menudo sutil, pero si le das una buena mirada te darás cuenta de que hay un poco de verde brillando a través de tu piel. Tu piel tendrá un tinte amarillo si tiene matices de este tono.

  2. 2

    Mírate en el espejo. Después de retirar todo el maquillaje de tu cara y luego de echar tu pelo hacia atrás, mírate a ti misma en el espejo. Sostén un pedazo de papel blanco, arriba, al lado de tu cara o envuelve una toalla blanca alrededor de tu cuello y examina la piel. El papel blanco ayudará a sacar los matices de la piel. Si tu piel se ve un poco verde, es probable que tengas tonos oliva. Si tu cara se ve dorada o amarilla, tienes tonos amarillos.

  3. 3

    Examina tu muñeca. Mirar tu muñeca te puede ayudar a determinar si tienes connotaciones frías o calientes, que pueden ayudar a decidir si tienes la piel en tonos oliva o amarillos. Si puedes ver tus venas y se ven azules, tienes matices frescos, lo que significa que no tienes la piel ni oliva ni amarilla. Si tus venas parecen verdes, podrías ser una chica de tonos oliva o amarillos. Completa las otras pruebas para saber con seguridad si tienes cualquiera de estos tonos de piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles