Cómo transformar pies callosos en pies suaves

Escrito por kay ireland | Traducido por carlos paulucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo transformar pies callosos en pies suaves
Obtén pies suaves con una piedra pómez. (feet image by Mat Hayward from Fotolia.com)

Hay varios factores que por lo general se combinan para hacer que los pies sean ásperos y callosos. El tiempo seco, las malas decisiones al elegir el calzado y los movimientos repetitivos del pie pueden causar que tus pies se vuelvan gruesos e insensibles, es especialmente lamentable cuando quieres llevar en los pies sandalias al descubierto. Los callos están destinados a proteger tus pies, pero se ven feos. Suaviza los pies al exfoliar la piel y aplica cremas hidratantes nutritivas para obtener que los pies sean suaves al tacto si deseas usar en sandalias y zapatos abiertos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Bañera
  • Vitamina E en cápsulas
  • Piedra pómez
  • Crema hidratante
  • Calcetines
  • Calzado firme

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Remoja tus pies en agua caliente todas las noches. Evita el agua caliente, ya que puede hacer que la sequedad sea peor. En cambio, llena una tina con agua tibia, coloca una cápsula de vitamina E y drena el contenido en la bañera. Sumerge los pies durante cinco minutos, esto ayudará a suavizar la piel para la preparación de la piedra pómez.

  2. 2

    Compra una piedra pómez de buena calidad, como sugiere la revista "Glamour". Es una piedra abrasiva a menudo con la forma de un rectángulo. Cuando hayas empapado tus pies, utiliza la piedra pómez para exfoliar la piel áspera de los pies. Ten cuidado de no quitar todos los callos, ya que algunos ayudan a proteger la delicada piel de los pies. Sólo pule las escamas y la piel muerta para suavizar los pies.

  3. 3

    Colócate una capa gruesa de crema humectante de buena calidad en tus pies. Busca una que contenga manteca de karité y vitamina E para un efecto más suavizado. Una vez que tus pies están recubiertos, ponte un par de calcetines de lana gruesos como sugiere la revista "Real Simple". Esto te ayudará a calentar la crema hidratante para una mejor penetración de la misma. Si es posible, duerme con los calcetines puestos para que tus pies se hidraten durante la noche.

  4. 4

    Cambia los zapatos por unos que cubran de manera eficaz los talones y los lados de los pies. Mientras que las sandalias y los zapatos abiertos pueden parecer una opción cómoda y relajada para el verano, te van a dañar los talones y te los secarán, como advierte ePodiatry.com. Busca zapatos firmes que se puedan usar con calcetines para proteger los pies de la sequedad.

  5. 5

    Exfolia tus pies en la ducha a diario para mantenerlos suaves. Usa una esponja con jabón antibacteriano y friégalos cada vez que estás en la ducha para deshacerte de las manchas secas y mantener los pies suaves después de tu tratamiento con la piedra pómez y la hidratación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles