Cómo transformar una quemadura de sol en un bronceado

Escrito por corey m. mackenzie | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo transformar una quemadura de sol en un bronceado
Transformar una quemadura de sol en un bronceado. (Ralf Nau/Lifesize/Getty Images)

La clave para convertir las quemaduras solares en un bronceado es curarlas tan rápido como sea posible. El exponerse al sol intenso lo suficiente como para producir quemaduras deshidrata las capas superiores de las células de la piel. Si no se tratan inmediatamente, se despegará más de la primera capa celular. Cuanto más rápido se enfríe e hidrate la piel, menos se pelará, y más rápido se tornará dorada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gel de aloe vera
  • Aceite de lavanda o de eucalipto
  • Una crema humectante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enfría la piel quemada por el sol de inmediato. Date una ducha muy fría o salpica agua fría sobre la piel afectada, inmediatamente después de que salgas del sol. Enfriar la quemadura minimiza el daño a las capas de la piel.

  2. 2

    Aplica el gel de aloe vera sobre las quemaduras después de ducharte. Puedes utilizar uno que consigas en una tienda o directamente el jugo de la planta de aloe vera. Alternativamente, puedes rociar la quemadura con lavanda diluida o con aceite de eucalipto. Mezcla sólo unas cuantas gotas en un vaso de agua y viértelas en una botella con atomizador. Agita bien antes de usar. Tanto la lavanda como el eucalipto son buenos para las quemaduras leves (de primer grado) de cualquier tipo.

  3. 3

    Usa ropa suelta y suave que no irrite la piel. Tu piel estará más frágil. Para transformar la quemadura en un bronceado, debes tratar la piel con delicadeza. Rozarla o frotarla podría dañar sus capas más profundas.

  4. 4

    Aplica el gel de aloe vera, lavanda o eucalipto nuevamente antes de irte a la cama. Esto ayudará a que tu piel sane más durante la noche.

  5. 5

    Toma otra ducha fría a la mañana siguiente. Aplica una crema hidratante suave e hipoalergénica a las zonas quemadas.

  6. 6

    Hidrata tu piel diariamente y con la frecuencia necesaria después de haberte quemado con el sol, y bebe mucha agua. Las quemaduras de sol resecan muchísimo la piel. Mantenerte hidratado por dentro y por fuera evita que las capas de la piel mueran y descamen.

  7. 7

    Mantente alejado de la luz solar directa hasta que la quemadura haya sanado. El bronceado demorará más si las quemaduras se exponen nuevamente al sol.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que la piel esté limpia antes de aplicar el gel de aloe vera.
  • Los suplementos de vitamina E pueden ayudar a que tu piel sane más rápido.
  • Para evitar la decoloración del bronceado, continúa con tu régimen de hidratación.
  • No apliques estas cremas o geles sobre las quemaduras severas y profundas que tienen ampollas. Las quemaduras graves deben mantenerse limpias y estériles para prevenir infecciones. Es posible que debas ver a un médico si la quemadura es muy grave.
  • No te rasques la descamación de la piel, puedes causar más daño.
  • No coloques hielo directamente sobre la piel quemada por el sol para enfriarla. Puede sentirse bien, pero dañará y resecará la piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles