Salud

Una transfusión de sangre por anemia

Escrito por martina mcatee | Traducido por sonia andrea riveros varela
Una transfusión de sangre por anemia

Las transfusiones de sangre ayudan rápidamente a reinfundir los glóbulos rojos.

culot sanguin image by Stef Run from Fotolia.com

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no puede producir suficientes glóbulos rojos sanguíneos sanos para transportar oxígeno a los tejidos y órganos. Hay muchas causas de anemia, siendo la más común la anemia ferropénica, la anemia por deficiencia de vitaminas y la anemia por enfermedad crónica, de acuerdo con MayoClinic.com. Los síntomas con frecuencia incluyen fatiga, dificultad para respirar, dolor de pecho, dolor de cabeza, mareos y palidez. Una transfusión de sangre a menudo es necesaria en pacientes con anemia severa.

Otras personas están leyendo

Función

culot sanguin image by Stef Run from Fotolia.com

La proteína de la hemoglobina transporta el oxígeno en las células rojas de la sangre. Los médicos utilizan una prueba de sangre para medir la hemoglobina y para ayudar a diagnosticar la anemia. Los Institutos Nacionales de la Salud explican que la hemoglobina normal en mujeres oscila entre 12,1 y 15,1 g / dl y en rangos de hombres 13,8 a 17,2 g/dl. Cuando un paciente cae ligeramente por debajo del rango normal, un médico puede optar por un suplemento de tabletas de hierro para ayudar a devolver la hemoglobina a la normalidad a los pacientes. Esta terapia puede durar hasta un año para que los pacientes sientan algún resultado. Sin embargo, cuando la hemoglobina de un paciente cae por debajo de 7-8 mg / dl, los médicos a menudo eligen una transfusión de sangre para reemplazar rápidamente las células que faltan.

Procedimiento

culot sanguin image by Stef Run from Fotolia.com

Aproximadamente 5 millones de estadounidenses necesitan transfusiones de sangre cada año, según el Instituto Nacional del Corazón Pulmón y la Sangre. Una transfusión de sangre para la anemia es un procedimiento común en el que un paciente recibe sangre a través de una vía intravenosa para reemplazar las células rojas perdidas. Antes de una transfusión, un técnico pondrá a prueba la sangre del paciente para averiguar qué tipo de sangre tiene. Una persona tendrá un tipo de sangre A, B, O o AB y que será o bien Rh-negativa o Rh- positiva. Una vez que el técnico ha encontrado el tipo de sangre adecuada, una enfermera prepara la sangre en la vena del paciente y controlará cuidadosamente el pulso de la presión arterial del paciente y la respiración para observar una reacción. La infusión generalmente dura entre una y cuatro horas y los pacientes suelen volver a casa después de la infusión si la enfermera no detecta ninguna reacción.

Efectos secundarios comunes

Las transfusiones de sangre son un procedimiento común, pero como cualquier otro procedimiento médico, existen riesgos. Aún cuando la sangre sea una combinación perfecta, un paciente puede sufrir una reacción alérgica si la sangre desencadena la respuesta inmune del cuerpo. El signo más común de reacciones alérgicas son urticaria o prurito y los médicos comúnmente tratarán la reacción con difenhidramina. Los pacientes también pueden tener fiebre. Los médicos a menudo no se detendrán a la transfusión a menos que la fiebre sea muy alta y acompañada por agitación y escalofríos, ya que esto puede ser un signo de infección, de acuerdo con el MayoClinic.com.

Riesgos

Si bien un técnico filtra la sangre a fondo antes de la transfusión, todavía hay una pequeña posibilidad de que una persona pueda contraer una enfermedad transmitida por la sangre tal como el VIH, la hepatitis B o C, virus del Nilo Occidental o sepsis. El mayor riesgo con una transfusión de sangre es una reacción potencialmente mortal que ocurre cuando un paciente recibe el tipo de sangre equivocada. Cuando un paciente recibe el tipo de sangre equivocada, el cuerpo comienza a atacar las células de la sangre como una sustancia extraña, haciendo que las células recién transfundidas estén a punto de estallar. Esta reacción provoca fiebre, náuseas, escalofríos, dolor de pecho y dolor de espalda baja y orina oscura. Si se produce esta reacción, la enfermera dejará la transfusión de sangre inmediatamente.

Resultados

Una transfusión de sangre para la anemia le da al paciente una infusión rápida de glóbulos rojos necesarios, lo que permite que el paciente se sienta mejor más rápidamente que con los suplementos de hierro que puede tomar hasta por un año para ayudar a tratar la anemia, según la National Anemia Action Counsil. Los pacientes pueden necesitar más de una transfusión, dependiendo de la gravedad de la anemia.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media