Hobbies

Cómo saber si la transmisión está fallando

Escrito por don bowman | Traducido por mariana nonino
Cómo saber si la transmisión está fallando

Si la transmisión automática de tu vehículo está fallando, compra una usada para reparar el problema.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

La transmisión automática es una pieza compleja de maquinaria. Es susceptible a una amplia variedad de problemas, pero la mayoría de los problemas son fácilmente evaluables. Los problemas internos tales como embragues o bandas gastadas, rodamientos o engranajes requieren una revisión importante, que podría ser costosa. La única manera de hacerlo es comprando una transmisión reconstruida con una garantía, usando la tuya como referencia. Generalmente, puedes encontrar una transmisión usada por alrededor del 40 por ciento del costo de reconstruir una. Es difícil de creer, pero cierto. Muchas tiendas en línea o en el periódico anuncian las transmisiones reconstruidas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gato
  • Soporte de gato
  • Juego de llaves
  • Bandeja de drenaje

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comprueba la bomba de aceite y los bujes. Arranca el motor y presta atención a la longitud del tiempo que tarda la transmisión a pasar al cambio. Coloca la palanca de cambios en Manejar. La transmisión debería ponerse en marcha de inmediato, cualquier retraso muestra el desgaste de los bujes permitiendo la derivación del fluido, causando baja presión de aceite.

  2. 2

    Comprueba que el convertidor de torsión funcione correctamente. Estaciona el vehículo donde no haya obstáculos adelante, en caso de que se mueva hacia adelante en esta prueba. Esta prueba sólo se hará por un momento, en un máximo de tres segundos a la vez.

  3. 3

    Aplica el freno de mano y el pedal de freno. Coloca la transmisión en marcha y pisa el acelerador rápidamente por un momento y luego suelta. Deberías sentir y oír que el convertidor de torsión evita que el motor se caliente demasiado. Si las rpm se elevan más allá de un ralentí rápido, en cualquier revolución alta, el convertidor de torsión puede estar dañado. La prueba, sin embargo, aún no es definitiva. Necesitas más pruebas para identificar el problema en concreto, ya sea el convertidor o los embragues internos.

  4. 4

    Conduce el vehículo, prestando atención a los puntos de cambio y asegúrate de que todos los engranajes están presentes. Si los puntos de cambio son demasiado altos, puede estar fallando la electroválvula de cambio, el sensor de velocidad, el modulador de vacío o el equipo de transmisión.

  5. 5

    Baja la velocidad del vehículo a 20 millas (30 km) por hora y presiona rápidamente el pedal en el suelo durante un segundo o dos. Mira las RPM del motor a ver si aumentan mucho más rápido que la velocidad del vehículo; lo que indica que la transmisión se está deslizando. Si no hay deslizamiento, es adecuado hacer un servicio de transmisión (cambiar el líquido y el filtro). Si no se está deslizando, la bandeja de la transmisión debe quitarse para evaluar los daños.

  6. 6

    Levanta el vehículo con el gato. Coloca los soportes bajo el marco del auto y baja el vehículo en las gradas. Coloca la bandeja de goteo debajo de la bandeja de la transmisión. Quita los pernos del cárter de transmisión con un zócalo y drena el líquido dentro de la bandeja de drenaje.

  7. 7

    Mira los residuos que hayan quedado en la bandeja. Hay un imán de tierra en la bandeja para recoger todas las partículas metálicas. Una parte del material marrón, que es suficiente para darle color a la bandeja, es material del embrague común. Si hay un exceso de este material, los embragues están gastados, lo que requiere una reconstrucción importante. Si el imán en la bandeja tiene cualquier material metálico brillante, significa que las partes duras se han desgastado también, y hacer una reconstrucción es bastante caro. Si no hay abundancia de material de color marrón, pero hay una abundancia de material brillante en el imán, el convertidor de torsión está roto. El convertidor debe ser reemplazado, pero no antes de enjuagar completamente la transmisión para deshacerte de todas las partículas metálicas.

Consejos y advertencias

  • La mayoría de los vehículos con transmisión automática que están en condición de fábrica tienen un convertidor de torsión de 1200 rpm. Esto significa que en la marcha el motor no será capaz de elevarse por encima de las 1200 rpm, siempre que el convertidor esté en buen estado. El convertidor de torsión es un recipiente metálico y redondo de 9 a 11 pulgadas (22,5 a 27,5 cm) instalado entre el motor y la transmisión. Éste transfiere potencia desde el motor a la transmisión.
  • El convertidor de torsión tiene dos piezas separadas, una cubierta exterior atornillada a la placa flexible del motor y un eje de salida conectado a la transmisión, para simplificarlo. La cubierta exterior tiene hojas de metal alrededor de la circunferencia interior. El eje de salida tiene un conjunto de álabes alrededor de la turbina. Las cuchillas de la cubierta exterior generan una presión hidráulica que las hace girar. Cuando está inactivo, con el motor girando lentamente, hay poca presión. El eje de salida no gira en absoluto con el peso del vehículo. Cuando el número de revoluciones aumenta, la presión hidráulica aumenta rápidamente y comienza a forzar el eje de salida del impulsor, lo que resulta en el movimiento del vehículo. Una vez que el régimen del motor es suficiente para cambiar el eje de salida, intentará hacer coincidir la velocidad del motor.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media