Trastorno del sueño MOR

Escrito por lori newell | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Trastorno del sueño MOR
Es importante dormir bien, tanto para la salud física como mental. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

Conseguir una buena noche de sueño es esencial para tu salud y supervivencia. Durante el sueño, nuestro cuerpo se restablece para que podamos funcionar al día siguiente. Sin la cantidad adecuada de sueño, nuestro sistema nervioso puede alterarse, afectando tu memoria y rendimiento físico. La falta de sueño también puede conducir a cambios de humor, alucinaciones, la inhibición del crecimiento en niños y muchos otros problemas de salud. Aunque todo el mundo tiene problemas para dormir de vez en cuando, hay trastornos que interrumpen el sueño de forma regular y pueden causar problemas de salud graves a largo plazo si no se tratan.

Otras personas están leyendo

Identificación

Cuando duermes, normalmente hay dos etapas bien diferenciadas que se identifican con diferentes actividades de las ondas cerebrales. Estas etapas son el movimiento ocular no rápido (no MOR) y el movimiento ocular rápido (MOR). Además, el sueño no MOR se divide en cuatro etapas; la primera etapa es un sueño ligero y la etapa cuatro es un sueño profundo. En el sueño normal, durante un ciclo de una hora y media, el cuerpo pasa a través de las cuatro etapas de sueño no MOR, que es seguido por el sueño MOR. La fase de sueño MOR se produce hasta cinco veces en un período de nueve horas de sueño. Esta es la etapa del sueño que produce los sueños. El cerebro es muy activo durante el sueño MOR. Tus ojos se mueven rápidamente y tu cuerpo responde como si estuvieras despierto. El ritmo cardíaco y la presión arterial aumentan, pero tu tono muscular disminuye por lo que es difícil mover tu cuerpo. En otras palabras, el cerebro está activo, pero tus músculos no.

Síntomas

Si tienes trastorno del sueño MOR (también llamado parasomnia) todavía entras en la fase de sueño; sin embargo, puedes mover fácilmente tus músculos, lo que te permite actuar físicamente tus sueños, alterando el sueño. Este trastorno se caracteriza por sueños intensos, a veces violentos, acompañados de gritos, saltos en la cama, pegar, confusión, sonambulismo y agitación general. La persona que experimenta los síntomas a menudo no recuerda el evento y puede estar totalmente inconsciente de que tiene un trastorno del sueño, a excepción de no sentirse descansado al despertar.

La privación del sueño

Si tu sueño es interrumpido de forma regular lo más probable es que desarrolles problemas de salud. Esto incluye depresión, diabetes, obesidad, cáncer, hipertensión, pérdida de memoria, temblores, dificultad para hablar, visión borrosa, trastornos emocionales y problemas físicos. Un estudio dirigido por Sanjay R. Patel, de la Escuela de Medicina de Harvard, con más de 82.000 enfermeras, encontró un mayor riesgo de muerte entre los que dormían menos de seis horas por noche. Todavía se necesita más investigación para determinar el efecto exacto de la privación del sueño en el cuerpo.

Causas

Los científicos aún no saben exactamente qué causa el trastorno del sueño MOR. Sin embargo, parece ser más frecuente en aquellos con trastornos neurológicos tales como la enfermedad de Parkinson, accidente cerebrovascular, demencia y esclerosis múltiple, por nombrar unos pocos. También se sabe que se producen durante la abstinencia de alcohol y drogas, tanto ilegales como prescritas. El uso adecuado de ciertos medicamentos recetados, como los antidepresivos, también puede causar trastornos del sueño.

Tratamientos

La medicación es por lo general necesaria para tratar el trastorno del sueño MOR. La medicación más comúnmente prescrita es clonazepam, que ha demostrado ser eficaz en cerca del noventa por ciento de los casos. Por desgracia, este medicamento es un tranquilizante y viene con efectos secundarios. Tú y tu médico pueden decidir cuándo la medicación es adecuada y la mejor forma de tomarla. Como se trata de un trastorno de por vida, puede que tengas que permanecer con medicación indefinidamente y puede ser necesario aumentar la dosis con el tiempo. Establecer hábitos de sueño regulares, evitar el alcohol y ciertos tipos de medicamentos y el tratamiento de enfermedades coexistentes también ayudan.

Cambios en el estilo de vida

Si tienes trastorno del sueño MOR, tendrás que hacer cambios para mantenerte a salvo. Esta condición puede ser especialmente difícil para los miembros de la familia, ya que el paciente a menudo no recuerda lo que pasó. Tú y tu cónyuge o pareja quizá tengan que dormir en camas separadas para evitar daños a la otra persona. Son importantes, si tiendes a salir de tu cama durante los episodios, tener una habitación en la planta baja, eliminar los objetos punzantes, colocar objetos delante de las ventanas, cabeceras acolchadas y tener los pisos limpios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles