Tratamiento agresivo para el herpes simple

Escrito por marguerite lance | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento agresivo para el herpes simple
El herpes simple se cura por sí mismo.

Las ampollas de fiebre, también conocido como herpes simple, surgen como un pequeño grupo de ampollas alrededor de la boca y, posiblemente, de la nariz. Su causa es el virus herpes simplex. Generalmente las ampollas se rompen, derramando un líquido transparente. Se formará una costra y sanarán solas dentro de un lapso que va de pocos días a dos semanas. Existen otras opciones para los que desean acelerar el proceso de curación.

Otras personas están leyendo

Síntomas de las ampollas de fiebre

Antes de que aparezcan, puedes sentir un cosquilleo sobre o alrededor de los labios y la formación de una mancha en el lugar en el que aparecerá el herpes labial. También puedes tener fiebre, dolor de garganta y ganglios inflamados en el cuello o en otras partes del cuerpo. Los niños pequeños pueden llegar a babear mientras están desarrollando una ampolla de fiebre.

Opciones de tratamiento

Cuando se está desarrollando un herpes simple, o justo después de que se desarrolló, puede usarse un remedio antiviral para acortar su duración. Una vez que apareció la ampolla y que ha estado presente durante unos pocos días, se pueden emplear cremas tópicas como la lidocaína tópica o alcohol bencílico (Zilactin) para acortar la duración de la condición y aliviar todo síntoma doloroso.

Los analgésicos como la aspirina, el acetaminofeno (Tylenol) o el ibuprofeno (Advil y Motrin) pueden aliviar el dolor relacionado con el herpes simple. Evita darles aspirina a los niños cuando tienen fiebre, pues se cree que provoca el Síndrome de Reye, un trastorno raro pero posiblemente fatal. Las compresas frías o calientes también pueden aliviar el dolor.

Prevención individual

Puesto que las ampollas de fiebre encuentran su causa en un virus que permanece en el cuerpo, una vez que lo contrajiste, el herpes simple puede volver a surgir en cualquier momento. A estas alturas, lo mejor que puedes hacer es evitar más brotes.

Lávate frecuentemente las manos para evitar contagiar otras partes de tu cuerpo. Sé cuidadoso y no las toques durante un brote, particularmente los ojos y los genitales.

Evita el estrés y los disparadores que causan un brote de ampollas de fiebre. Dichos disparadores pueden incluir la exposición al sol, la falta de sueño, una mala dieta y enfermarte. Siempre usa filtro solar en la piel y los labios.

Prevención interpersonal

Durante un brote de herpes simple, es fundamental que te laves las manos regularmente cuando interactúes con otras personas. También es imperativo que no compartas tus efectos personales, como el cepillo de dientes, la ropa para lavar, el maquillaje y los cubiertos. Evita los besos y otro tipo de contacto de piel contra piel hasta que la ampolla se haya curado por completo.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles