Tratamiento de la bursitis en los codos

7
Ha sido de ayuda

La bursitis de los codos se produce cuando el tejido que está entre los huesos del codo y la piel se inflama o infecta. El tejido es descripto como un saco resbaladizo que permite que la piel mueva los huesos, al saco se lo llama bursa. Si frotas a tus codos en círculos, notarás que sientes la zona esponjosa. Esto puede ser doloroso y, a largo plazo, puede causar daño si no se lo trata.

Brazos en tension image by madguy from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Identificación

Sabrás que tienes bursitis si sientes dolor en la parte trasera del codo y el extremo del mismo está inflamado. También podrás notar una restricción en tus movimientos.

Causas

La bursitis del codo puede causarla un golpe en la zona que resulte en un trauma e inflamación de la bursa. Puede ser también causada por el constante apoyo de los codos en una superficie dura. Si es así, se desarrolla muy despacio. Otra de las causas son las infecciones por un corte o un raspón que permite que la bacteria entre y llene el saco. Otras condiciones médicas, como la gota o la artritis, pueden causar bursitis del codo.

Tratamiento no quirúrgico para la infección

Se puede usar un tratamiento no quirúrgico para una bursitis causada por una infección. En este caso, se remueve primero el fluido del codo con una aguja para aliviar la inflamación y para poder analizarlo. Si se descubre una infección, se trata al paciente con antibióticos.

Tratamiento no quirúrgico sin infección

Cuando a la bursitis no la causa una infección, se la trata con la aplicación de hielo y elevando el brazo. Se puede usar una almohadilla en la articulación del codo y el paciente debe evitar aplicarle presión. Se pueden tomar antinflamatorios, como el Ibuprofeno, que se venden sin receta. En los casos más serios, se retira fluido de la bursa, y se le inyecta corticoesteroides y drogas antinflamatorias.

Tratamiento quirúrgico

Si los tratamientos no quirúrgicos no mejoran la condición, se remueve la bursa del codo. La terapia física le sigue a la cirugía.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente