Tratamiento de la bursitis suprarotuliana

Escrito por dana severson | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento de la bursitis suprarotuliana
Tratamientos para la bursitis suprarotuliana. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

La bursitis suprarotuliana es una afección caracterizada por la inflamación de la bursa suprarotuliana de de la rodilla. A menudo denominada bursitis simple de rodilla, esta inflamación es causada frecuentemente ya sea por el uso excesivo o estrés de la rodilla, pero también se puede desarrollar esta dolorosa afección por una infección bacteriana, un trauma o incluso una enfermedad degenerativa, como la osteoartritis. Si sufres de bursitis suprarotuliana, la mayoría de los tratamientos implican algún nivel de cuidados profesionales y personales para obtener alivio.

Otras personas están leyendo

Tratamiento de cuidado personal

La mayoría de los casos de bursitis suprarotuliana responden bien a las medidas de cuidado personales, por lo que empieza por descansar y elevar tu rodilla para reducir tanto la inflamación como el dolor.

Mientras la rodilla esté levantada, coloca hielo periódicamente para reducir la inflamación. El hielo, también conocida como terapia de frío, debería colocarse por no más de 20 minutos a la vez durante cuatro a cinco veces al día. Una bolsa plástica llena con hielo funciona bien en esta situación, pero asegúrate de envolverla con una toalla para evitar daños en la piel.

Sigue envolviendo la rodilla con una venda elástica. Esto no solo ayuda a reducir la inflamación, sino que también disminuye la irritación de la bursa afectada.

Tratamiento profesional

Si el dolor y la inflamación asociados con la bursitis suprarotuliana no se alivian después de algunos días, consulta a un médico. La causa de la bursitis a menudo indica el tratamiento. Con un uso en exceso, estrés o trauma, se inyecta por lo general una droga con corticoesteroides directamente en la articulación afectada, aliviando la inflamación y reduciendo el dolor. Con una infección bacteriana, se usa un tratamiento con antibióticos para eliminarla antes de emplear los corticoesteroides.

Cuando la inflamación y el dolor han disminuido, tu médico puede recomendarte consultar a un terapeuta físico para tratar mejor la afección. Este profesional puede establecer modificaciones a actividades que pueden estar ejerciendo un estrés innecesario en la articulación de la rodilla. Deberás realizar una serie de ejercicios no solo para fortalecer los músculos de la pierna para que soporte correctamente a la rodilla, sino también para mejorar tu flexibilidad para disminuir las posibilidades de recurrencia.

Independientemente de la causa de la bursitis, también existe la posibilidad de que puedas necesitar que la inflamación de la rodilla sea reducida manualmente por aspiración, en especial cuando se ha acumulado una gran cantidad de líquido en la bursa. En este procedimiento, se inserta una aguja directamente en la bursa para extraer el líquido. Esto reduce la inflamación y el dolor asociado con le misma.

Si todos los otros tratamientos fallan, se usa un procedimiento quirúrgico para extirpar la bursa afectada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles