Tratamiento contra la cicatriz atrófica

Escrito por robert miskimon | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento contra la cicatriz atrófica
El tratamiento para las cicatrices atróficas puede dejar la piel sana y natural. (Skin care. Beauty. image by Monika 3 Steps Ahead from Fotolia.com)

A menudo, las cicatrices deprimidas y hundidas sobre la piel son el resultado del acné en la adolescencia. Las lesiones se producen porque el proceso de curación fue incompleto en el lugar de la infección. Cuando la piel no produce suficiente colágeno y otros tejidos fibrosos, la consecuencia es una cicatriz atrófica. Los dermatólogos tienen una colección de tratamientos disponibles tanto para este tipo de lesiones como para otras. Con una cicatriz atrófica, el objetivo es reconstruir el tejido en el lugar de la infección anterior de manera que se nivele y coincida con la piel sana de alrededor.

Otras personas están leyendo

Identificación

Una cicatriz atrófica es un tipo de lesión en el que la superficie curada de la piel está por debajo del tejido dérmico normal, por lo que se genera un pequeño hundimiento. Se caracteriza por poseer una apariencia suave y blanca y a menudo es resultado del acné. La cicatriz atrófica contrasta con la hipertrófica, en la que el tejido sano se construye por encima del nivel de la piel que está alrededor.

Las cicatrices atróficas no producen el colágeno, o tejido conectivo, suficiente como para sanar el lugar de la infección, y como consecuencia se genera una cicatriz hundida en la piel, similar en estructura a la superficie de una pelota de golf. El objetivo del tratamiento es el de estimular el proceso natural de curación de la piel para reemplazar el colágeno, la elastina y otros tejidos fibrosos, de manera que la superficie de la lesión cicatrizada esté contigua a la piel normal que la rodea.

Tipos de tratamiento

El dermatólogo cuenta con una cantidad de procedimientos a mano para tratar las cicatrices atróficas, entre ellas: • Microdermoabrasión: Los pacientes con un cuadro leve por lo general entran dentro de este tratamiento, en el que pequeñísimas partículas en un tubo de vacío suavemente remueven raspando la capa superior de la cicatriz y estimulan el crecimiento de nuevas células. • Terapia con láser: El láser le permite al dermatólogo reconstruir la superficie de las cicatrices, al mismo tiempo que las suaviza y las esculpen. El más común es el láser de dióxido de carbono, el de luz amarilla y el de erbio:itrio-aluminio-granate (Er:YAG, por sus siglas en inglés). • Relleno de tejidos adiposos: En este procedimiento, el colágeno bovino, los implantes de polímeros, los rellenos de tipo colágeno o la propia grasa del paciente que se toma de otro lugar se inserta en pequeñas cantidades debajo de la superficie de la piel a fin de poder elevar las cicatrices hundidas.

Dermoabrasión, exfoliaciones y cirugía

En algunos casos, donde las cicatrices son más importantes, es posible que tu dermatólogo te recete dermoabrasión, un proceso que en el cual la superficie de la piel se congela mientras el paciente está anestesiado. El cirujano utiliza un instrumento para retirar la capa más alta; cuando se cure, la piel se verá más suave y saludable. Las exfoliaciones químicas se utilizan para destruir la capa superior de la piel dañada, de manera que la nueva dermis regenerada crezca y quite u oculten la cicatriz atrófica. En otros cuadros, una cicatriz atrófica se puede retirar con una operación y se puede reemplazar con un poco de piel sana de otra parte del cuerpo.

Los láseres contra la dermoabrasión

En un estudio multicéntrico con base en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, el doctor en Medicina Keyvan Nouri y otros investigadores descubrieron que el dióxido de carbono y el Er:YAG son mejores que la dermoabrasión para las cicatrices atróficas, porque ambas le otorgan un mejor control al cirujano. Según el estudio, en casos moderados, el dióxido de carbono mejora las cicatrices entre un 50 y un 80 por ciento.

Con cualquiera de los dos tratamientos con láser, el paciente puede desarrollar enrojecimiento e inflamación durante 48 horas. Asimismo, existe algún riesgo de infección y de oscurecimiento temporal, o hiperpigmentación, en las áreas que tuvieron el tratamiento.

El tratamiento de láser Er:YAG es mejor si se lo usa para esculpir los bordes de las cicatrices atróficas, mientras que el láser de dióxido de carbono produce más colágeno y tensión en la superficie de la lesión, de acuerdo con los resultados del estudio.

Consideraciones

Cualquiera fuese la causa y la extensión de la cicatrices, los tratamientos modernos ofrecen una mejora importante en la apariencia, cuestión que puede levantar tu confianza. Pregúntale a tu dermatólogo los pros y los contras de las distintas opciones a fin de que puedas encontrar la mejor para ti.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles