Tratamiento contra la epididimitis congestiva

Escrito por matthew delman | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento contra la epididimitis congestiva
Un médico. (doctor image by DXfoto.com from Fotolia.com)

Existen dos clases de epididimitis: la congestiva y la química. La química puede suceder por drogas como la amiodarona o por el reflujo de la orina en el epidídimo. La epididimitis congestiva, sin embargo, tiende a ocurrir como un problema de componente luego de una cirugía genito-urinaria, donde es parte de una condición conocida como el síndrome del dolor posvasectomía.

Otras personas están leyendo

La causa de la epididimitis congestiva

La epididimitis se denota por la inflamación del epidídimo (la estructura curva en la parte trasera del testículo donde madura el esperma). La epididimitis congestiva sucede luego de una vasectomía, más comúnmente un procedimiento cerrado donde el conducto, el tubo por el que viaja el esperma, se cierra y genera presión a niveles dolorosos en el epidídimo, según los médicos Cory G. Christiansen y Jay I. Sandlow.

El otro tipo de vasectomía, llamada abierta, deja un extremo del conducto sin obstruir, permitiendo el alivio de la presión en el epidídimo. Christiansen y Sandlow manifiestan que, aunque la epididimitis congestiva es, de hecho, una consecuencia posible de una vasectomía, existen desacuerdos en qué es lo que la causa con precisión.

Síntomas

Los síntomas de la epididimitis congestiva incluyen hinchazón o pesadez en los testículos, un dolor de leve a insoportable en el escroto y potencialmente un poco de fiebre, según Sherry Baker ("Comprendiendo las bolas azules"). Muchos otros signos posibles son un bulto en el testículo, incomodidad en el bajo abdomen y en la pelvis y nodos linfáticos alargados en la ingle. Estos síntomas, según Christiansen y Sandlow, a menudo se muestran entre los cinco y siete años luego de la vasectomía.

Opciones de tratamiento

Los hombres que sufren de epididimitis congestiva tienen muchas opciones de tratamiento para elegir. Éstas varían en un rango de régimen de cama y aliviadores de dolor para los síntomas más livianos de la enfermedad hasta una variedad de procedimientos quirúrgicos para el dolor epididimial postoperatorio.

Para un punto de vista quirúrgico, las cuatro opciones principales son la reversión de la vasectomía, la extracción del epidídimo, la extracción de los testículos completamente o la transición a una vasectomía de extremos abiertos. La primera es un procedimiento en el que se desbloquea el conductor o se reconectan los extremos cortados, aliviando la presión dentro del epidídimo cuando se restablece el flujo.

De alguna manera la transición de vasectomía cerrada a abierta es similar al procedimiento anterior. Esto incluye desbloquear uno de los tubos (ya sea el superior o el inferior) llevando al conducto y resultando en el alivio de la presión epididimal. Este procedimiento es diferente a la reversión de la vasectomía, ya que no puedes lograr el embarazo luego de esta transición.

Una epididectomía es el nombre adecuado para la extracción quirúrgica total del epidídimo. Este procedimiento es una manera segura de eliminar el dolor en el epidídimo y junto con la orquiectomía (la extracción de los testículos) es una solución permanente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles