Tratamiento para un cuello tieso, hombro inmóvil y ligamentos y tendones del manguito rotador

Escrito por crystal welch | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento para un cuello tieso, hombro inmóvil y ligamentos y tendones del manguito rotador
Mejora el funcionamiento de tu cuerpo superior utilizando remedios naturales tal como el ejercicio. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La rigidez del cuello puede ser el principio de tener un hombro inmóvil, dice el Dr. Barrie Lewis en Chiropractic-help.com, que implica una pérdida extrema de movimientos, rigidez general y dolor en el área del hombro. El tratamiento de la rigidez en el cuello, hombro inmóvil y los ligamentos y tendones del manguito rotador se concentran en reducir el dolor, usando tradicionales técnicas de primeros auxilios y estirando el área afectada para devolver la zona de tu hombro a un nivel de funcionamiento. Dado que no todos los tratamientos son para ti, recuerda consultar con tu médico primero.

Otras personas están leyendo

Calor

El calor puede ser una herramienta eficaz utilizada durante el tratamiento de rigidez en el cuello, hombro congelado y los ligamentos y tendones del manguito rotador. Aplicar calor a tu zona afectada relaja los músculos, haciéndolos más fáciles de mover durante los ejercicios de fisioterapia, dice Lewis. Calienta tus músculos al tomar una ducha caliente o aplicando una compresa tibia hecha en casa, para ello empapa una toalla en agua tibia hasta que esté bien caliente. Cuando haya alcanzado la temperatura deseada, escurre el exceso de líquido de la toalla. Colócala en tu área afectada y manténla en su lugar durante cinco minutos para calentar los músculos. También puedes comprar compresas de calor ya hechas en tu farmacia. Retira la compresa y comienza tu terapia física de ejercicios de estiramiento.

Estiramiento pasivo del cuerpo superior

El tratamiento de la rigidez en el cuello, hombro congelado y los ligamentos y los tendones del manguito rotador incluye hacer ejercicios de fisioterapia pasiva que utilizan una entrada. Aumenta tu movilidad superior del cuerpo haciendo una maniobra de rotación externa, recomienda la Academia Norteamericana de Cirujanos Ortopédicos. Párate recto y mirando el umbral de la puerta. Levanta suavemente el brazo afectado y dobla el codo a 90 grados. Coloca la mano sobre la parte exterior de la moldura de la puerta, la palma y el antebrazo enfrentado a tu cuerpo. Mueve suavemente tu cuerpo hacia la derecha sin retirar la mano. Siente la rotación en el área de tu hombro. En este punto, tu antebrazo y la palma mirarán enfrente. Mantén esta posición por 30 segundos. Vuelve a la posición original. Relájate 15 segundos. Repite este ejercicio 10 veces.

Balancear suavemente

Mover el área de tu hombro es un tratamiento para aliviar los síntomas del hombro congelado, señala la AAOS. Los ejercicios de estiramiento del hombro, como agitar los brazos, también pueden ayudar a aumentar la movilidad en los ligamentos y los tendones del manguito rotador. Conocida como una maniobra de péndulo, abre la zona de los hombros al pararte con los pies separados al ancho de los hombros, según el Instituto Nicholas de Medicina Deportiva y Trauma Atlético. Inclina suavemente tu parte superior del cuerpo hacia adelante hasta que el torso quede paralelo al piso. Para obtener asistencia, aférrate a una silla con la mano sana. Mueve suavemente tu parte superior del cuerpo para que tu brazo comience a oscilar. Haz cinco círculos pequeños. Vuelve a la posición vertical. Relájate 10 segundos. Repite este ejercicio cinco veces.

Levantamientos por encima de la cabeza

Hacer un ejercicio que involucre elevar tus brazos sobre la cabeza puede ser utilizado durante el tratamiento de rigidez en el cuello, hombro inmóvil y los ligamentos y los tendones del manguito rotador. Bien sea acostado boca arriba o sentado erguido en una silla firme, agárrate de la muñeca del lado lesionado con tu mano opuesta. Lenta y suavemente mueve tu brazo lesionado sobre la cabeza en un ejercicio de rehabilitación conocido como flexión hacia adelante. Mantén esta posición 20 segundos. Regrese lentamente el brazo a la posición original. Relájate 15 segundos. Repite este ejercicio 10 veces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles