Tratamiento para el dedo en martillo

Escrito por brad mchargue | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento para el dedo en martillo
(high heel image by terex from Fotolia.com)

El dedo en martillo es una afección que se caracteriza por una flexión antinatural del segundo, tercero o cuarto dedo del pie, como resultado de una inclinación a la altura de la articulación media. Es similar al dedo en mazo, deformidad en la que se ve afectada la articulación superior. El dedo en martillo es el resultado del uso de zapatos demasiados pequeños que no ajusten bien el pie o de tacones altos que provoquen una inclinación antinatural del pie. Los tratamientos implican corregir la causa de la deformidad, sin embargo, los casos graves pueden requerir cirugía.

Otras personas están leyendo

Síntomas

El síntoma más común de esta afección es la flexión del dedo, que adopta la forma de una garra o martillo. Mover el dedo puede ser realmente difícil y doloroso, lo que dificulta la caminata. Algunas veces, se pueden formar durezas y callosidades en las áreas donde el dedo roza con la parte interna del calzado. Si alguno de estos síntomas se agrava a punto tal de ser un obstáculo al caminar o realizar actividades cotidianas, consulta a tu médico de inmediato

Tratamiento

El tratamiento para el dedo en martillo depende de la gravedad y la evolución de la enfermedad. Si los dedos aún no se han vuelto inflexibles, el tratamiento normalmente se centra en eliminar la causa de la deformidad al cambiar a un calzado más cómodo y con el ajuste apropiado. Algunos dispositivos, como los accesorio para dentro del zapato y las plantillas ortopédicas, se suelen recomendar para aliviar la presión que se ejerce sobre los pies mediante la reubicación del dedo.

Si estos tratamientos convencionales no alivian la presión y el dedo se vuelve demasiado rígido y difícil de mover, la cirugía es la única opción viable. Un tipo de cirugía implica realizar una incisión para liberar manualmente el tendón afectado y enderezar el dedo. Este procedimiento se lleva a cabo cuando todavía queda algo de flexibilidad. Si el dedo esta demasiado rígido e inflexible, se debe extraer parte del hueso y se pueden utilizar clavijas para estabilizar temporalmente la articulación. Normalmente, se trata de procedimientos quirúrgicos ambulatorios y entre los efectos secundarios se incluyen la hinchazón moderada, la rigidez y la inflamación.

Estilo de vida y tratamientos caseros

Además de los productos ortopédicos convencionales, a menudo se emplean ejercicios de fortalecimiento del dedo. Entre estos se incluyen intentar recoger una canica con los dedos de los pies y extenderlos al máximo. Si tienes una dureza o callo, la crema humectante puede ayudar a suavizar la piel y aliviar el dolor, pero el tratamiento de estos efectos secundarios debe ser supervisado por un médico debido a la posibilidad de efectos secundarios graves, tales como infecciones o úlceras. Esto es particularmente cierto para pacientes con problemas circulatorios o diabetes, ya que la automedicación puede complicar la situación y conducir a una amputación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles