El tratamiento del nervio cubital

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El tratamiento del nervio cubital
El nervio cubital.

El nervio cubital, que se extiende por debajo de la clavícula hacia el dedo meñique, es uno de los tres nervios principales que controlan el brazo. Proporciona sensación al dedo meñique y parte del dedo anular, y controla los músculos del antebrazo y la mano. La lesión del nervio tiene una amplia gama de resultados, desde las crisis a corto plazo comunes (el golpe en el "hueso de la risa") hasta la irreversible pérdida de masa muscular en casos extremos. Los tratamientos para el daño del nervio cubital están bien establecidos y generalmente son muy eficaces.

Otras personas están leyendo

Daño y sus causas

El daño al nervio cubital implica retardar o prevenir la señalización adecuada a lo largo de la trayectoria del nervio. Fuentes de lesiones significativas incluyen fuerte impacto directo, presión directa a largo plazo y la presión o hinchazón de las partes dañadas cercanas del cuerpo. El nervio también puede verse comprimido en la clavícula, el codo o la muñeca por razones que no se entienden completamente.

Las fracturas o luxaciones del codo suelen provocar problemas, como puede ser el apoyo habitual en el codo o la palma de la mano durante mucho tiempo. Los síntomas a tener en cuenta son dolor, entumecimiento, hormigueo o ardor en el antebrazo o dedos anular y meñique. Tus síntomas pueden ser especialmente evidentes cuando te despiertas de dormir o después de practicar deportes como el golf o el tenis. En casos más avanzados, puedes notar dificultad para mover los dedos o debilidad al flexionar la mano o empuñar. Si tienes alguno de estos síntomas, consulta a tu médico u ortopedista tan pronto como sea posible.

Diagnóstico

Los médicos diagnostican el daño del nervio cubital a través del examen físico, radiografías, análisis de sangre y tomografía computarizada (TC) y los estudios por imágenes de resonancia magnética (IRM). Si el diagnóstico es positivo, el tratamiento dependerá de la severidad de los daños.

Tratamiento no quirúrgico

Para las lesiones que no requieren cirugía, el tratamiento puede incluir antiinflamatorios como el ibuprofeno, naproxeno o aspirina, así como ejercicios que fomentan la fuerza muscular y la colocación adecuada de los nervios. En algunos casos, el médico puede utilizar una férula para evitar que se doble el codo. Las férulas caseras se pueden hacer con toallas envueltas firmemente alrededor del brazo. Aunque algunos médicos pueden prescribir inyecciones de cortisona para la inflamación, los compuestos de la cortisona pueden realmente dañar el nervio y deben evitarse si es posible.

El tratamiento no quirúrgico puede implicar la modificación de conducta para evitar posiciones peligrosas para dormir, la presión persistente en los codos o las palmas, u otros malos hábitos. Consulta a tu médico acerca de cualquier cambio que pueda ser necesario.

Cirugía y recuperación

Las condiciones cubitales más graves, como la compresión del nervio pesada ​​alrededor del codo o de la muñeca, pueden requerir cirugía. La cirugía en el codo es muy común y su forma más simple puede implicar el raspado del hueso alrededor del nervio para permitir un mejor paso. Una opción más común es la transposición, lo que implica la reubicación del propio nervio. Los médicos pueden colocar el nervio por encima o por debajo del músculo circundante, dependiendo de tus preferencias o tu anatomía particular. La cirugía para la compresión de la muñeca normalmente implica la apertura de las vías por las que se desplaza el nervio, conocidas como el canal de Guyon. Durante la cirugía, los médicos también buscan otras complicaciones como quistes y los eliminan si están presentes.

Las cirugías del nervio cubital se realizan normalmente de forma ambulatoria, aunque la hospitalización a veces es necesaria. La curación puede tomar seis semanas o más, y una férula se utiliza a menudo para la protección del sitio de la cirugía. La fisioterapia también es comúnmente prescrita. Los resultados de las cirugías cubitales tienden a ser bastante buenas, pero debes de ser consciente de que algunos daños en casos avanzados pueden ser permanentes o curarse solamente durante un período prolongado de tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles