Tratamiento del seno del tarso

Escrito por dana severson | Traducido por florencia prieto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento del seno del tarso
Existen diversos tipos de tratamiento para el síndrome del seno del tarso. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Cuando padeces del síndrome del seno del tarso, sufres de algún tipo de lesión del canal que se encuentra entre la parte inferior de la articulación del tobillo y el talón. La torcedura de tobillo es, por lejos, una de las causas más comunes de estas lesiones, pero también puede implicar una combinación de mal cuidado y exigencia del pie, así como también determinadas enfermedades como osteoartritis. Independientemente de la causa efectiva del síndrome, el canal y el tejido que lo rodea por lo general se inflama, provocando dolor y sensibilidad alrededor del tobillo durante la realización de actividades en que se carga mucho peso. Sin embargo, hay tratamiento para el alivio de esta enfermedad incómoda.

Otras personas están leyendo

Auto-cuidado

La mayoría de la gente que sufre de este síndrome necesita tomar medidas de auto-cuidado para calmar el dolor. Para comenzar el tratamiento, debes intentar reducir la inflamación del seno del tarso. Los medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos (NSAID), como el ibuprofeno o naproxeno, funcionan muy bien en estos casos, aunque también regularmente colocar hielo sobre el área, en especial ante la aparición de dolor. Los dos tratamientos reducen la inflamación (ya sea química o manualmente) y ayudan a calmar el dolor asociado. Aplica el hielo durante períodos no superiores a 15 minutos por vez, ya que los períodos más prolongados pueden provocar lesiones adicionales.

Luego de reducir la inflamación y el dolor, inmoviliza el pie. Lo puedes lograr simplemente colocando un vendaje elástico alrededor del tobillo y el arco del pie o utilizando un dispositivo denominado funda para tobillo. Cualquiera de los dos métodos limitará el movimiento y ayudará a prevenir la irritación y el daño al seno del tarso.

Dado que necesitas un área de apoyo para curarte adecuadamente, invierte en un par de zapatos con un buen arco, que sean medianamente resistentes a los golpes. Esto garantizará la utilización de la mecánica adecuada para el pie al caminar o incluso correr. Los zapatos que calzan mal o los zapatos mediocres pueden exacerbar la enfermedad. Deshazte del calzado viejo o inadecuado.

Profesional

Si bien el auto-cuidado puede ser una muy buena forma para tratar el síndrome del seno del tarso, consulta con un profesional médico para asegurarte de que estás tratando la enfermedad de manera adecuada. Algunos casos de síndrome del seno del tarso requieren una dosis de corticosteroides, ya sea por vía oral o intravenosa (inyecciones) para tratar la enfermedad. Al igual que los NSAID, la medicación con receta médica reduce la inflamación dentro de esta área del pie y calma el dolor.

En otros casos, se requiere de la electroterapia. Mediante esta forma de tratamiento, los ultrasonidos tratan el seno del tarso para reducir la inflamación y ayudar a su recuperación. Por lo general, luego se somete al paciente a algún tipo de fisioterapia, en donde se lleva a cabo una serie de ejercicios no sólo para fortalecer el pie, sino también para enseñar cuál es la mecánica adecuada del pie y para modificar la posición del pie durante las actividades.

Quirúrgico

A pesar de ser poco común, algunos casos del síndrome del seno del tarso requieren una intervención quirúrgica. En esta forma de tratamiento, el daño ocasionado al área del pie se repara manualmente, ya sea mediante la artroscopía o una incisión efectiva.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles