Tratamiento del tendón de Aquiles

Escrito por patrick cameron | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento del tendón de Aquiles
El tendón de Aquiles. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Nunca piensas realmente en la frecuencia con que usas tu tendón de Aquiles hasta que empieza a doler. El tendón de Aquiles es el tendón más largo del cuerpo, conectando el talón a los músculos de la pantorrilla. Cuando lo lesionas, te das cuenta de lo difícil que es seguir sin usarlo. Pero hay una serie de cosas que puedes hacer para tratar un esguince en el tendón de Aquiles.

Otras personas están leyendo

Descanso

Deja a tu pie un descanso. Claro, justo después de la lesión, cuando el tendón duele tanto que apenas puedes levantarte, descansar es fácil. Pero aun cuando empieces a sentirte mejor, dale un par de días más y no te apresures a volver de nuevo a la acción. Si nunca has tenido una ruptura del tendón de Aquiles, es algo bueno. Descansa el tendón y date la oportunidad de seguir de esa forma.

Aplica hielo y calor

Un esguince significa que el tendón de Aquiles está inflamado y duela. Colocar hielo hará que baje la hinchazón y también adormece el tendón. Puedes hacer esto durante 20 minutos cada vez a lo largo de todo el día. La aplicación de calor en intervalos también ayudará a aflojar el tendón y los músculos de la pantorrilla que lo envuelven. Usar una almohadilla de calor o empapar el tendón y la pantorrilla en agua caliente durante 10 minutos a la vez contribuirá a aumentar la movilidad en la zona.

Rango de movimiento

Si descansas tus pies por un par de días para que descanse tu tendón de Aquiles, probablemente se volverá tieso y el rango de movimiento no necesariamente será el mismo. Haciendo un poco de levantamiento con los dedos del pie y los talones y luego girar tu pie alrededor en un círculo, se puede obtener tu rango de movimiento de nuevo y haz un poco de estiramiento preliminar del tendón.

Ejercicios excéntricos

El ejercicio excéntrico es una forma sencilla para trabajar en estirar los músculos de la pantorrilla y tendón. Para ello, es necesario encontrar unas escaleras. De pie frente a las escaleras hacia arriba, pon los dos pies en el primer peldaño para que tus talones y la parte media de los pies estén colgando en el aire. Ahora, poco a poco levántalos usando los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles. Luego, baja de manera que el talón esté bajo el nivel del escalón. Practica esto diez veces lentamente y repite tantas veces durante el día el tiempo que puedas y permita tu tendón. Recuerda siempre que cuando se trata del tendón de Aquiles, no te arriesgues. Si duele, ponlo en reposo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles