Salud

Tratamiento para la depresión reactiva

Escrito por kay abbot | Traducido por mila guevarian
Tratamiento para la depresión reactiva

La depresión reactiva es consecuencia directa de un suceso estresante.

Man's dream image by Ahisha from Fotolia.com

A la depresión reactiva se la conoce también como trastorno de adaptación con estado de ánimo depresivo. El diagnóstico de un trastorno de adaptación es el último recurso de la comunidad psiquiátrica. Si un paciente puede ser diagnosticado dentro de otra categoría, así se hará. La expresión "depresión reactiva" se utiliza para describir una depresión de leve a moderada que es consecuencia directa de algún suceso estresante.

Otras personas están leyendo

Terapia cognitiva del comportamiento

En la base de la terapia cognitivo-conductual reside la convicción de que lo estresante no es el objeto o suceso en sí, sino la percepción que tiene el paciente de ello. Según las teorías de la terapia cognitiva, es una distorsión en los pensamientos la que provoca la angustia psicológica. Se cree que la persona deprimida percibe cualquier estímulo (positivo, negativo o neutro) como negativo. Por ejemplo, cuando al paciente se le informe de que ha superado de forma adecuada una revisión en el trabajo, lamentará el hecho de que no haya sido extraordinaria y creerá que su empleo está en peligro. El objetivo de la terapia es esclarecer los patrones de pensamiento distorsionados, lo que permitirá al paciente percibir los estímulos de manera más positiva.

Terapia interpersonal

La depresión reactiva es considerada como un trastorno a corto plazo que, por lo general, desaparecerá en un tiempo máximo de seis meses con tratamiento. Esta es una de las razones por las que la terapia interpersonal es una solución que se prescribe a menudo. Se trata de un tipo de terapia a corto plazo que se centra en uno o dos problemas de relación elementales. Por ejemplo, si la depresión reactiva está provocada por un divorcio, por discusiones familiares, por la traición de un ser querido o por otro conflicto de tipo interpersonal, la terapia irá enfocada a esa cuestión específica. El objetivo del asesoramiento psicológico será que el paciente comprenda el problema y acepte la situación tal como es. La depresión reactiva sobreviene como resultado de estar expuesto a unos factores de estrés específicos. Entre estos factores se encuentran el estrés laboral, el final de una relación, la muerte de un ser querido y muchos otros sucesos que traen consigo una gran cantidad de tensión emocional. Dado que el agente causante de la enfermedad es evidente en el momento del diagnóstico, el tratamiento suele implicar la consecución de algún tipo de solución para esa situación estresante.

Medicación

No se suele prescribir antidepresivos para tratar una depresión que va de leve a moderada, como es la depresión reactiva. Los síntomas leves no justifican el riesgo que existe de caer en una situación de dependencia a ciertas sustancias químicas. No obstante, hay excepciones a esta norma y en ocasiones se prescriben fármacos, como Prozac o Zoloft, para elevar los niveles de serotonina. El tratamiento químico conlleva una serie de riesgos que otros tratamientos no presentan. Entre los posibles efectos secundarios que se pueden presentar se encuentran las náuseas, mareos, fatiga y algunos trastornos de tipo sexual.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media