Salud

Tratamiento y dieta para la diverticulitis aguda

Escrito por md white | Traducido por irene cudich
Tratamiento y dieta para la diverticulitis aguda

La diverticulitis se manifiesta en la región abdominal inferior izquierda.

lingerie portraits image by joe klune from Fotolia.com

La diverticulitis es una enfermedad dolorosa que generalmente se manifiesta en la región abdominal inferior izquierda. La causa se debe a que los divertículos, o las cavidades de la pared del intestino, se inflaman o se infectan. Se puede reducir el dolor y mejorar esta condición probando diversos tratamientos, incluyendo una dieta muy específica.

Otras personas están leyendo

Tratamiento

El tratamiento para la diverticulitis aguda puede oscilar entre tomar antibióticos y remover el área problemática del colon. El tratamiento menos invasivo requiere un antibiótico recetado para matar a la bacteria que te está causando la infección. El antibiótico más reposo y una dieta líquida te ayudará a eliminar los síntomas. Tu médico también puede prescribir algún analgésico. Sin embargo, algunos de ellos causan constipación que pueden agravar más el problema. Si el dolor regresa después de haber terminado con el antibiótico o si tienes una obstrucción intestinal, puede que sea necesario que te internen y te administren antibióticos más fuertes endovenosos. Si este tratamiento no funciona o si tienes un problema recurrente o si tienen algún tipo de perforación o absceso, tu médico te recomendará que te sometas a uno de dos tipos de cirugía. Una se llama resección primaria intestinal. Esta implica retirar la porción enferma del intestino y luego reconectar las porciones sanas. Estas resecciones se pueden realizar con una larga incisión abdominal o con el uso de cirugía laparoscópica con cuatro pequeñas incisiones. En general, los pacientes se recuperan más rápidamente de una cirugía laparoscópica. La otra opción quirúrgica es una resección, al presentar una inflamación tan grande que el cirujano no puede volver a unir el colon con el recto. En cambio, el médico conecta la parte no afectada del colon a una bolsa que se ha colocado en una abertura realizada en la pared abdominal. Una vez que, al cabo de varios meses, la infección ceda, lo más probable es que tu cirujano realice otra operación para reconectar tu colon con tu recto.

Dieta

Cuando tienes un ataque de diverticulitis, tu médico puede recomentarte que, durante dos o tres días, hagas una dieta liviana y líquida. Los alimentos que esta incluye son: paletas, gelatina, caldo, gaseosa clara, jugo sin pulpa, café sin crema y té. Tu médico también podría sugerir que comas una dieta con poco contenido de fibra de menos de 10 g por día. Algunos de los alimentos de una dieta con baja fibra incluyen los siguientes productos de cereales: galletas de soda, arroz blanco, pasta, pan blanco, bagels y molletes ingleses así como también cereales como Cheerios, copos de maíz, Rice Krispies, Special K y Cream of Wheat. Evita los granos enteros que tienen mucha cantidad de fibra. En cuanto a las frutas, come uvas, bananas, damascos, duraznos, sandía, melón rocío de miel y jugos de frutas. No bebas jugo de ciruela ni frutas crudas o secas ni frutos del bosque. Respecto de los vegetales, come papas peladas, lechuga, hongos, ajíes verdes y rojos, calabaza, remolacha y jugo de vegetales. Asegúrate de que tus verduras estén bien cocidas, y no comas vegetales crucíferos como coliflor, brócoli, col de Bruselas y zapallo. En cuanto a las proteínas, come carne, pescado y huevos bien cocinados y aléjate de los frijoles, las lentejas, las nueces y las semillas. Pídele a tu médico o a tu nutricionista recomendaciones acerca de los lácteos que puedes puedes comer. Si sigues con esta dieta durante un período prolongado, probablemente debas tomar un multivitamínico para obtener los nutrientes que necesitas. A medida que vayan mejorando tus síntomas de diverticulitis, agrega gradualmente más fibra a tu dieta. De hecho, una dieta con alto contenido de fibra es crucial para prevenir futuros ataques. Las mujeres deben alcanzar unos 25 g y los hombres aproximadamente 38 g por día. Simplemente asegúrate de que mientras incrementas la fibra que ingieres también bebes más líquidos. Además, elimina alimentos que son difíciles de digerir como las palomitas de maíz, las semillas, las nueces y el maíz.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media