Salud

Tratamiento para la efusión de la rodilla

Escrito por rebecca boardman | Traducido por karolynne gardim
Tratamiento para la efusión de la rodilla

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

La efusión de la rodilla, también conocida como "agua en la rodilla", es una afección en la cual el cuerpo reacciona a una lesión o infección por causa del líquido que corre en la zona, causando inflamación dolorosa. A veces, la inflamación puede llegar a ser enorme y el tratamiento inmediato es necesario. Más a menudo, sin embargo, la inflamación es simbólica y con frecuencia puede ser tratada con remedios caseros. Este artículo te dará algunas opciones para el tratamiento de la efusión de la rodilla.

Otras personas están leyendo

Inflamación

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

La efusión es una acumulación de líquido en la rodilla. Este líquido es a menudo una respuesta corporal a una lesión, tal como una dislocación o trauma. El tejido dañado reacciona con inflamación y puede llegar a estar más inflamado, provocando que la articulación se hinche. Esto puede ser muy dramático y ser lo suficientemente grande para que la articulación parezca deformada y sea incapaz de doblarse. El líquido es una combinación de plasma, plaquetas y sangre, y es a menudo de color amarillo pálido. Si la articulación se vuelve excesivamente hinchada, el tratamiento médico será necesario.

Tratamiento casero

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

Para una inflamación leve que sea producida por una lesión o trauma, un remedio casero suele ser suficiente. El tratamiento I.C.E. (Ice, Compress, Elevate) hielo, compresión y elevar, es a menudo muy efectivo. Baja la rodilla lesionada de inmediato y aplica una compresa fría a la articulación. Esta puede ser una bolsa de hielo o incluso una bolsa de verduras congeladas. Coloca un trapo sobre la rodilla y aplica el hielo en la articulación. Levanta la pierna por encima de nivel de la cadera y luego envuelve el hielo sobre la rodilla. Deja el hielo durante al menos 20 minutos, y luego aplica una envoltura de compresión a la rodilla y mantenla elevada tanto como sea posible. Mantén este régimen por lo menos 24 horas, coloca hielo sobre la articulación cada pocas horas y mira si la inflamación se reduce. Es importante no forzar la rodilla y permitirle recuperarse totalmente, incluso después de que la inflamación haya sido reducida.

Tratamiento médico

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

La aspiración es generalmente el siguiente paso cuando una rodilla no se desinflama por sí misma o cuando la hinchazón está comprometiendo la articulación. Esto es hecho por un profesional médico, ya sea en una sala de emergencias o un consultorio médico. La rodilla es esterilizada y una jeringa grande con una aguja de perforación es insertada en el espacio entre la articulación de la rodilla. La rodilla luego es manipulada para extraer la mayor cantidad de líquido posible y éste es drenado en la jeringa. A menudo, este líquido será analizado para asegurarte de que no haya infección.

Corticosteroides

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

Otra opción que puede ser administrada por un profesional de la medicina es la inyección de un corticosteroide de gran alcance en la articulación recién aspirada. Esto tiene el efecto de reducir la inflamación para aliviar a largo plazo la inflamación y la rigidez. Los resultados varían en los pacientes, pero la mayoría de las personas muestran una reducción significativa en la inflamación y el dolor, lo cual puede durar desde unas pocas semanas hasta varios meses. Por lo general, esto sólo se utiliza para pacientes que tienen una lesión u otro problema que necesita ser abordado con el fin de ofrecer una curación a largo plazo.

Descansar

knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com

Uno de los métodos más simples para ayudar a sacar el agua de la rodilla es descansar la articulación. Sea cual sea el tratamiento que sea utilizado para disminuir inicialmente la hinchazón, será inútil si la lesión es repetida o la articulación es tensionada antes de que tenga tiempo para sanar. Trata de reducir el peso sobre la rodilla tanto como sea posible. Usa un soporte de apoyo o una venda cuando tengas que caminar o usar la rodilla. Ten cuidado al girar o doblar. Usa el sentido común y evita actividades que podrían esforzar o torcer la rodilla. Utiizando este método sencillo, a menudo puedes reducir la inflamación en la articulación de la rodilla.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media