Salud

Tratamiento y ejercicios para la bursitis de cadera

Escrito por becky sheetz-runkle | Traducido por mar bradshaw
Tratamiento y ejercicios para la bursitis de cadera

Sigue estos pasos para curar tu bursitis de cadera y volver al juego tan pronto como sea posible.

Image by Flickr.com, courtesy of Craig Maccubbin

La bursitis de cadera es una condición que causa dolor en la parte superior del muslo. Cuando la bolsa sinovial que cubre la articulación de la cadera se inflama por una lesión o por uso excesivo, resulta en una bursitis. Aquí se enumeran algunos tratamientos comunes y un ejercicio excelente de estiramiento para tratar y prevenir la bursitis de cadera.

Otras personas están leyendo

Medicamentos

Las drogas anti-inflamatorias como el ibuprofeno y el naproxeno se prescriben con frecuencia. Estas pueden disminuir la inflamación y reducir el dolor de la bursitis.

Dieta

La deficiencia de calcio, de magnesio y especialmente de vitamina B12 pueden contribuir a desarrollar el proceso inflamatorio. Come alimentos ricos en calcio, por ejemplo los lácteos como la leche, el yogur, y los quesos; en magnesio, como los vegetales verdes, las legumbres, las frutas secas, las semillas y los granos enteros; y en vitamina B12, tales como el hígado, la carne de vaca, de pollo, de cerdo y de pescado, los huevos y los lácteos. Tu médico puede también recomendarte algún tipo de suplemento.

Descanso

En los individuos sanos, la bursitis es causada por movimientos repetitivos tales como correr. Las personas que sufren esta condición deben evitar la actividad que ha causado la inflamación hasta que el dolor desaparezca.

Hielo

Aplica hielo en la zona de la cadera. Debes seguir las indicaciones de tu doctor, pero por lo general el hielo se aplica en incrementos de 20 a 30 minutos a lo largo del día. Un masaje con hielo también podría ser útil.

Estiramiento

El mejor ejercicio de estiramiento para un individuo con bursitis de cadera se realiza recostándose sobre el lado no afectado. Suavemente mueve la pierna lesionada a través de la línea media del cuerpo en un ángulo de 45 grados, en línea con la articulación de la cadera. Para un mayor rango de movimiento, realiza este ejercicio mientras estás recostado en la cama para permitir que el pie caiga hacia abajo paralelo a la cadera. Este ejercicio puede ser realizado de ambos lados para mantener sana la articulación no afectada. Aún después de que la afección haya desaparecido, continúa practicando esta rutina de estiramiento antes y después del ejercicio.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media