Tratamiento de la fístula anorrectal

Escrito por wanda lockwood | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento de la fístula anorrectal
Consulta con tu médico.

La infección de las glándulas anales, fisuras (desgarro) o abscesos en el ano o el recto pueden causar a veces drenaje y crear uno o varios túneles (extensiones) en el tejido circundante. Las zonas de la superficie de estas fístulas anorrectales en la piel alrededor del ano (o, a veces en la vejiga o la vagina), causando el drenaje, picazón y dolor. Con el tiempo, los tractos (duros) fibróticos se hacen permanentes y continúan drenando pus y material fecal a veces, aumentando el riesgo de infección que se extiende sobre el ano y en todo el cuerpo. Las fístulas anorrectales también son comunes después de la radiación, con la enfermedad de Crohn y el cáncer rectal.

Otras personas están leyendo

Tratamiento médico

Según SC Smeltzer y B. Bare en los libros de texto de Brunner & Suddarth de Medical-Surgical Nursing, el tratamiento varía según el grado de infección y la causa de las fístulas. El tratamiento inicial para reducir la infección por lo general incluye antibióticos y baños de asiento (caliente) de 3 a 4 veces al día para aumentar la circulación y reducir la inflamación. El drenaje puede irritar la piel, por lo que debes utilizar una barrera en la piel de crema/pomada (Aloe Vesta, Calmoseptine) y una almohadilla desechable. El drenaje fecal puede infectar la vagina y/o de la vejiga, por lo que debes practicar una buena higiene, lavar el área con frecuencia y cambiar las almohadillas desechables cuando estén sucias.

Cirugía menor/procedimientos

En algunos casos, la reparación quirúrgica no está indicada, como por ejemplo con la enfermedad de Crohn (ya que las fístulas tienden a repetirse), así que el tratamiento tiene como objetivo evitar que los tractos fistulosos se sellen sobre la superficie, provocando que el drenaje haga una piscina y formar un absceso. Si un ya se ha formado, el cirujano abre el tracto y lo drena. A veces, el cirujano teje materiales de sutura (un setón) a través del tracto de la fístula para mantenerlo patente (abierto) y el drenarlo. El cirujano también puede insertar un pequeño drenaje en el tracto. Según Mayo Clinic, si la fístula es pequeña y limpia, el cirujano puede elegir suturar el interior de las vías, y a continuación sellar el tracto quirúrgico con fibrina o cola de colágeno desde el exterior.

Tratamiento quirúrgico

Según HemorrhoidNet, aproximadamente 20 por ciento de las fístulas se repiten después de la cirugía, pero la extirpación quirúrgica es la única cura efectiva para la mayoría. Debido a que suelen viajar a través del esfínter anal (la banda tensa de los músculos que cierran el ano), la reparación quirúrgica puede dañar esos músculos y causar incontinencia fecal. Los procedimientos quirúrgicos incluyen fistulotomía, que escinde (cortes de distancia) de la abertura en el interior y el revestimiento del tubo y la fistulectomía, que extirpa todo el tracto. A veces se utiliza un láser para eliminarlo. Según Mayo Clinic, otro enfoque es cortar un colgajo de la pared del recto para cubrir el área donde se elimina el interior del tracto. Un setón (longitud de la sutura o cinta de goma) también puede ser colocado sobre una parte del músculo del esfínter de modo que lo corte lentamente, causando menos daño que la escisión quirúrgica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles