Tratamiento de la fístula rectal

Escrito por tracy morris | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento de la fístula rectal
Existen métodos alternativos a la cirugía. (Ready for surgery image by DGGallery from Fotolia.com)

Una fístula rectal es un canal o pasaje no natural entre el interior del recto y la superficie de la piel cercana. Las fístulas suelen comenzar con una úlcera, absceso, o fisura anal infectada, pero a menudo la causa no puede ser identificada. Una fístula a menudo permite que las bacterias y el pus salgan del recto hasta la piel. Afortunadamente, hay muchas opciones de tratamiento disponibles.

Otras personas están leyendo

Tratamiento

Una visita previa al médico suele ser necesaria para ayudar a determinar el mejor curso de tratamiento. Algunas opciones que un médico te explicará pueden incluir cirugía seguida de antibióticos, limpieza y prácticas de saneamiento para promover la curación y prevención de la recurrencia de la fístula mediante el tratamiento de los problemas subyacentes a través de cambios en la dieta, el comportamiento o el estilo de vida para los pacientes con enfermedad de Crohn u otras enfermedades.

Enfermedad de Crohn

Las fístulas son una condición común en los pacientes con enfermedad de Crohn, una enfermedad inflamatoria del intestino. Las fístulas se producen como resultado de las úlceras que un paciente de Crohn sufre durante los brotes sintomáticos de la enfermedad. En estos pacientes, la medicina preventiva es una gran parte del tratamiento. Para reducir al mínimo la aparición de úlceras y fístulas, el médico te sugerirá que dejes de fumar, evites el estrés y comas una dieta alta en fibra.

Opciones quirúrgicas

La mayoría de las fístulas anales desarrollan una membrana interna que no permite la cicatrización espontánea. La opción más común es abrir quirúrgicamente la fístula y quitar la membrana. Una vez hecho esto, la fístula se cura por sí sola. Sin embargo, este tipo de cirugía no está exenta de riesgos. A menudo, el esfínter se debe cortar con el fin de abrir la fístula, la cual puede resultar en incontinencia en la vejiga o intestinal. Para evitar esto, un paciente puede tener que someterse a varias cirugías para el tratamiento de la fístula. Una alternativa más moderna, implica cubrir la abertura de la fístula con un colgajo.

Cuidado Postoperatorio

Una vez que la fístula se ha sometido a un tratamiento quirúrgico, debería curarse en el plazo de dos a cuatro semanas, con el cuidado adecuado. Esto incluye la limpieza con agua tibia después de la defecación, analgésicos para controlar el dolor, bacteriocinas para prevenir la infección bacteriana, y ablandadores de heces y una dieta alta en fibra para prevenir el daño a la curación de heridas debido a los movimientos intestinales irregulares.

Otras opciones

Debido a los riesgos relacionados con la cirugía, algunos pacientes y médicos tratan de cerrar la fístula sin el uso de medios quirúrgicos. Esto puede hacerse mediante un tapón biológico (un cono de colágeno que se tira a través de la fístula y se sutura en su lugar internamente) o cola de fibrina (una sustancia sintética que coagula y actúa como un adhesivo).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles