Tratamiento para la hemorroides trombosada

Escrito por jack rella | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento para la hemorroides trombosada
Las hemorroides se pueden tratar como un procedimiento ambulatorio. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Las hemorroides no son poco frecuentes y generalmente son de naturaleza benigna, muy rara vez causan serios problemas de salud y por lo general se pueden tratar como un procedimiento ambulatorio. Aunque algunos casos de crecimiento hemorroidal interno requieren cirugía, hay varios tipos de tratamientos disponibles para corregir cualquier condición en la que se ha producido un coágulo de sangre hemorroidal. La recuperación de este tipo de cirugía es generalmente libre de cualquier complicación grave.

Otras personas están leyendo

Tipos de hemorroides

Las hemorroides se pueden formar internamente o externamente. Las hemorroides externas se producen por debajo de la línea anorrectal, donde el revestimiento del recto cambia a una membrana mucosa que alinea la región anal. El flujo de sangre en las venas en el tejido conectivo (cutánea) entre el ano y el recto pueden quedar interrumpidos, provocando el crecimiento de las hemorroides. Un coágulo de sangre (trombosis) puede desarrollarse también, causando una protuberancia. Las hemorroides internas se producen por encima de la línea entre el ano y el recto. Estas se pueden ampliar y causar un prolapso, descendiendo por debajo del esfínter anal.

Causas

Las hemorroides son más a menudo causadas por la presión excesiva en las venas anorrectales. Esta presión puede deberse a la elevación pesada frecuente, el embarazo, sentarse durante largos períodos regulares o realizar esfuerzos crónicos durante la defecación, que a menudo es causada por el estreñimiento. En algunos casos, el aumento de la presión sanguínea en la vena porta (la vena que corre entre los órganos digestivos y el hígado) puede causar el crecimiento de las hemorroides. Cualquiera de estas condiciones pueden contribuir al desarrollo de un coágulo de sangre (trombosis de hemorroides).

Síntomas

Mucha gente puede tener hemorroides y no mostrar síntomas. Según la Biblioteca Nacional de Medicina los síntomas generales de las hemorroides internas son la sangre roja brillante en las heces, en el papel higiénico o en el inodoro después de una evacuación intestinal. Pueden sobresalir a través del ano y se vuelven dolorosas e irritadas. Las hemorroides externas se caracterizan por una protuberancia dura o una dolorosa hinchazón en la zona anal que puede convertirse en una trombosis hemorroidal. El frotamiento y limpieza extensos en la zona puede inducir picazón o sangrado, lo que puede conducir al crecimiento de hemorroides. Sin embargo, la comezón general no es necesariamente un signo de hemorroides.

Tratamiento

En general, el crecimiento de las hemorroides pueden evitarse mediante la reducción de los almidones y el aumento de la ingesta de agua y alimentos con alto contenido en fibra. Los ablandadores de heces y laxantes que contienen psyllium son útiles para reducir los movimientos de intestino tensos. Remojar la región anal con regularidad en agua caliente, tal como en un baño de asiento, también alivia los síntomas. Los crecimientos más graves de hemorroides, las hemorroides trombosadas sobre todo, pueden ser removidas por la ligadura, donde se coloca una banda elástica alrededor de la hemorroide, causando que se marchiten y se caigan. Los láseres, luz infrarroja y la corriente eléctrica también pueden utilizarse para destruir las hemorroides. La cirugía puede ser necesaria en ciertos casos.

Diagnóstico

De acuerdo con Merck Medical Library Manuals Online, las hemorroides inflamadas o salientes puede ser fácilmente detectadas en un examen físico. En otros casos, un anoscopio o un sigmoidoscopio pueden ser utilizados para examinar las áreas internas del ano, el recto y el intestino grueso. La colonoscopia puede ser necesaria en algunos casos también. Estos tipos de exámenes internos son útiles en la determinación de la gravedad del crecimiento de la hemorroide, así como también para detectar cualquier signo de coágulos de sangre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles