Tratamiento con luz UV para el acné

Escrito por nicole whitney | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento con luz UV para el acné
El tratamiento de luz azul puede ayudarte a combatir tu acné. (Blue light image by DigitalNature from Fotolia.com)

El acné es uno de los problemas de la piel más comunes que enfrentan las personas. Aunque este trastorno de la piel mortifica a los adolescentes, muchos adultos también deben lidiar con él. A través de los años, los médicos han desarrollado una variedad de tratamientos en un intento por controlar y curar el acné. La luz ultravioleta (luz UV) constituye uno de estos tratamientos.

Otras personas están leyendo

Historia

Durante décadas, las personas han creído que la exposición a la luz reducía el acné. Cuando los dermatólogos empezaron a tratar el acné con luz UV, este tratamiento tuvo gran aceptación. Pero con el tiempo, los efectos secundarios se volvieron evidentes. Los investigadores descubieron que la exposición frecuente a la luz UV aumenta el riesgo de cáncer. Finalmente, los médicos dejaron de utilizar la luz UV para tratar el acné. Según la American Academy of Dermatology (Academia estadounidense de dermatología): "La luz UV puede dañar la piel y ya no se la utiliza para tratar el acné".

Elementos esenciales

En la piel afectada por el acné, la bacteria que vive sobre la superficie de la piel saludable, la propionobacterium acnes o p. acnes, infecta el folículo. Una vez que la bacteria queda atrapada entre la capa de piel muerta y el aceite, produce inflamación y la condición conocida como acné. La bacteria libera sustancias llamadas porfirinas. Un tratamiento con luz UV libera una longitud de onda de luz, la cual pasa a través del folículo infectado. Las porfirinas absorben la luz y producen un radical libre que mata las bacterias p. acnes.

Peligros

Los radicales libres generados por la luz UV también eliminan las vitamina C y A saludables de la piel. Estas vitaminas promueven una piel sana elaborando colágeno, el cual mantiene la piel luciendo joven, flexible y libre de arrugas. Los tratamientos de luz UV también pueden causar trastornos de sueño, dolores de cabeza y náuseas. Además, la exposición regular a ciertas longitudes de onda de luz UV puede provocar cáncer. Se han desarrollado otros métodos que utilizan terapia de luz para tratar el acné, pero que no utilizan luz UV dañina.

Alternativas

Como una alternativa al tratamiento con luz UV, la Administración de Alimentos y Medicinas de EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado el uso de otra forma de terapia de luz, como la terapia de luz azul. Esta terapia utilizada hoy en día, no contiene los rayos UV dañinos que la terapia previa utiliza. Otro procedimiento que involucra luz, la terapia de luz pulsada y la de energía térmica, combinan la luz y el calor para apuntar a las causas principales del acné. Cuando se efectúan estas terapias de luz en conjunción con ciertos medicamentos, demuestran ser más efectivas para combatir el acné. Algunas personas se refieren erróneamente a estos tratamientos como tratamientos de luz ultravioleta.

Procedimiento

Las típicas sesiones del tratamiento a base de luz para el acné llevan una mínima cantidad de tiempo, tal vez 15 minutos, tres veces a la semana, durante varias semanas. Tu doctor puede enseñarte a aplicarte una medicina tópica para aumentar la sensibilidad de tu piel a la luz. Dependiendo del tratamiento, un médico o un técnico puede utilizar una vara adosada a una máquina para enviar pulsos de luz a la piel. También puede hacer que te sientes frente a una caja de luz que emite los rayos de luz.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles