Tratamiento masajeador facial antiarrugas

Escrito por eric benac | Traducido por marina boninni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento masajeador facial antiarrugas
Los masajes faciales pueden ayudarnos a combatir las arrugas. (beauty salon series image by starush from Fotolia.com)

Las arrugas son un efecto colateral desafortunado de la edad. La mayoría de las personas que tienen unas pocas arrugas alrededor de los ojos o de la boca, se sienten, instantáneamente, más viejos. Afortunadamente, las arrugas pueden tratarse. La costosa cirugía o inyecciones químicas dudosas pueden deshacerte de las arrugas. Sin embargo, los masajes sencillos en la cara pueden ayudar a reforzar esas zonas problemáticas.

Otras personas están leyendo

Las técnicas

Existen tres técnicas básicas para hacer un masaje facial. La primera se realiza usando la punta de los dedos índice, medio y anular. Ejerce presión con ellos sobre la piel. Realiza pequeños movimientos circulares. La piel tocará los músculos de la cara. Para moverte hacia otro punto del rostro, levanta los dedos y repite lo mismo en el siguiente lugar. No arrastres los dedos sobre la piel. La segunda técnica se realiza utilizando la yema de los dedos índice, medio y anular. También puedes utilizar tu pulgar. Muévelos lentamente por la piel, ejerciendo una ligera presión a medida que te mueves hacia arriba, hacia abajo, hacia la izquierda y hacia la derecha. La tercer técnica se trata de dar pequeños pellizcos a la piel utilizando los dedos pulgar e índice. Estas tres técnicas pueden ser combinadas de muchas formas.

Masaje manual

Antes de comenzar el masaje, deberías precalentar tu rostro. Comienza con la tercera técnica a los lados de tu nariz, a lo largo de tus cejas y en tus sienes. Desplázate hacia el mentón, pasa por la mandíbula hasta llegar a las orejas. Ésto hará que se estire la piel de tu rostro y abra los poros. Coloca aceite para masajes en tus manos. Frótalas para que se esparza en partes iguales. Esparce el aceite por toda tu cara y masajea la piel. El aceite humectará tu piel. Para comenzar con el masaje, usa la primera técnica en tu mentón. Sube hacia las sienes. Aplica la segunda técnica a los lados de tu nariz, a lo largo de los pómulos y luego hacia las orejas. Utiliza la misma técnica en tu frente, debajo de tu nariz y sobre el ceño. Masajea tus mejillas, utilizando la primera técnica y sigue hasta la base del cuello. La tercera técnica debería utilizarse ahora en tu cuello, incluyendo tu mandíbula. Después de terminar de pellizcar, utiliza la segunda técnica en tu garganta. Repite este proceso tan a menudo como te sientas cómodo.

Máquinas masajeadoras

Si no tienes el tiempo para darte un masaje manual o si piensas que no es lo suficientemente eficiente, existen muchas máquinas para masajes que harán el trabajo por ti. Estas máquinas combinan las dos primeras técnicas y ofrecen un masaje más controlado. Hay varios modelos disponibles con distintas velocidades e intensidades. Están disponibles mayormente en tiendas donde venden objetos saludables y en línea, como Máquinas Masajeadoras y Más. Sólo tienes que colocarte el aceite en la piel y encender la máquina con una intensidad y una velocidad baja. A medida que la utilices más seguido, puedes ir aumentándole la velocidad y la intensidad. Utiliza el aparato siempre y cuando te sientas cómoda. El abuso puede lastimar tu piel, por lo que deberías limitar su uso a 10 o 15 minutos diarios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles