Tratamiento y remedios caseros para el dolor de garganta en los bebés

Escrito por nadia benavidez | Traducido por maria gloria garcia menendez
Tratamiento y remedios caseros para el dolor de garganta en los bebés

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

El dolor de garganta es normalmente la primera señal de un virus. La mayoría de las infecciones virales pasarán sin ningún tratamiento médico. Con los bebés no hay ninguna forma segura de saber lo están sintiendo, por lo que si se presentan signos de irritación de la garganta entonces ayudarles a obtener alivio les ayudará a descansar y a mejorar cuanto antes. Es bastante fácil calmar un dolor de garganta incluso en un bebé. Si el bebé se estremece, llora o se queja al tragar, no quiere comer o beber mucho, se rasca y se agarra su garganta, entonces estos remedios caseros ayudarán.

Otras personas están leyendo

Haz un té con agua caliente, miel y zumo de limón (fresco si es posible). Mézclalo bien y deja que se enfríe hasta que esté templado pero no demasiado caliente para que lo beba el bebé. Si el bebé no toma esta mezcla en una botella, intenta dárselo con una cuchara. Pruébalo antes de servirlo para asegurarte de que es más dulce que agrio. No des miel hasta que tu bebé tenga por lo menos un año de edad.

Succionar

Haz que tu bebé chupe un chupete o toallita congelada mojada. La clave es proporcionar humedad y frío pero sin que el bebé se asfixie con algo. Hay succionadores para el dolor de garganta que se pueden comprar sin receta médica que el bebé puede succionar para calmar y adormecer la garganta.

Vapor

Haz una compresa de vapor caliente utilizando agua caliente, una toallita y eucalipto o savia mentolada. Humedece el paño con la mezcla caliente, tócala y deja que se enfríe a una temperatura tibia. Coloca la toallita en el cuello y en el pecho del bebé. El vapor proporcionará humedad y el calor calmará la garganta del bebé. El eucalipto es un excelente remedio natural para resfriados, congestión y dolor de garganta.

Frotar

Frota un eucalipto mentolado u otra salvia natural sobre el pecho y la garganta del bebé. Esto ayuda a crear calidez y hace que el niño se relaje y respire mejor. Una combinación de estos métodos te ayudará a aliviar la irritación de la garganta del bebé y también a descansar por lo que su cuerpo diminuto puede combatir el virus. Si un dolor de garganta dura más de cinco días o está acompañado de fiebre alta, tos o vómitos, será necesaria la atención del médico.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media