Tratamiento de la supinación del tobillo

Escrito por lisa parris | Traducido por erick velasquez centellas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento de la supinación del tobillo
(feet image by Mat Hayward from Fotolia.com)

La supinación del tobillo describe la rotación interna del pie desde la articulación, girando el pie de tal manera que el individuo afectado tiene una tendencia a caminar con los bordes exteriores de los pies, en vez de distribuir uniformemente el peso sobre la suela. Debido a la supinación del pie, si no se trata, los tendones y los ligamentos asociados desarrollaran un patrón distorsionado, girando alrededor de la parte inferior de la pierna. Esto ocasionará una reducción en la flexibilidad de los tejidos del tobillo y provocará un incremento de torceduras y lesiones.

Otras personas están leyendo

Tratamiento

La mayoría de los casos de supinación del tobillo pueden ser tratados sin recurrir a la cirugía. Esto se consigue mediante el uso de aparatos ortopédicos (los cuales estabilizan el área y limitan la rotación), tobilleras y los ejercicios para fortalecer los tobillos. El uso frecuente de los aparatos ortopédicos puede ayudar a la persona a redistribuir el peso mientras camina, reduciendo la apariencia de estar caminando con la punta de los pies y previniendo las torceduras de tobillo. Todo esto se logra comprando aparatos ortopédicos especiales, como las cuñas para el talón o zapatos hechos a medida, o mediante el uso de tobilleras, colocando cintas alrededor del pié y tobillo o envolviendo el pié con una venda elástica.

Alivio

Si has sufrido un incidente aislado de supinación en el cual tu pié se dobló hacia adentro y todo tu peso fue accidentalmente colocado sobre los huesos de la región externa del tobillo, puedes estar experimentando dolor e inflamación de tobillo como resultado. Para aliviar esos síntomas, comienza liberando tu tobillo lastimado de zapatos y medias. Eleva tu pié, permitiendo que la fuerza de gravedad remueva todo exceso de líquido hacia el resto del cuerpo. Coloca hielo sobre el sitio de la lesión por 15 minutos cada hora para adormecer el dolor. El hielo también reducirá la circulación del área afectada, ayudando a disminuir la inflamación al rededor de la lesión. Una vez que disminuyan las molestias y la inflamación, envuelve tu tobillo con una venda elástica (o Ace) y has descansar la extremidad; evitando estar parado sobre tu pié lesionado, de ser posible por las siguientes 48 a 72 horas.

Prevención

Una vez que los tobillos han sido correctamente enderezados, deberás realizar los siguientes pasos para evitar recurrencias, porque nuestros cuerpos tienden a regresar a su estado "natural" si los procedimientos de prevención no están bien establecidos. Siempre envuelve tus tobillos antes de participar en cualquier clase de evento deportivo y asegúrate de estirar los músculos de la parte inferior de la pierna antes y después de cualquier actividad. Elige zapatos de buena calidad con buenos soportes para el arco del pié, suelas internas intercambiables, tacos bajos o planos y suficiente espacio para acomodar los dedos de los pies sin pellizcar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles