Tratamiento para tendinitis de cuádriceps

Escrito por james rutter | Traducido por manuel winocur
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamiento para tendinitis de cuádriceps
La tendinitis de cuádriceps parte por una inflamación crónica. (knee image by Vasily Smirnov from Fotolia.com)

El tendón del cuádriceps conecta los músculos grandes del muslo con el fémur, y también, extendiéndose hacia el tendón patelar, sostiene la patela (hueso de la rodilla) en su lugar. La tendinitis de cuádriceps es una enfermedad degenerativa causada por tensión repetida sobre el tendón del cuádriceps durante el deporte o el ejercicio, usualmente en actividades que implican saltar (baloncesto, vóleibol, levantamiento de pesas, atletismo, etc.). Mientras que una rotura completa del tendón del cuádriceps requiere de cirugía, aquellos que sufran de una tendinitis de cuádriceps menos grave pueden seguir una serie de pasos para manejar el dolor y prevenir una mayor degeneración del tendón.

Otras personas están leyendo

Reducir el dolor y la inflamación.

La tendinitis de cuádriceps parte por una inflamación crónica. Tu doctor puede prescribir corticoesteroides y ibuprofreno que también actúa como un anti-inflamatorio poderoso. Las aspirinas y el acetaminofeno también ayudarán a aliviar el dolor. Puedes reducir aún más la inflamación siguiendo los métodos RICE de rehabilitación de manera regular.

RICE significa descanso, hielo, compresas y elevación (por sus siglas en inglés: Rest, Ice, Compression and Elevation) Sigue los pasos en ese orden.

Descansa el músculo afectado, luego aplica hielo por veinte minutos cada vez. El hielo reducirá la inflamación. Las compresas ayudarán a minimizar aún más la inflamación, acelerando el proceso de cura. Si tienes que moverte, aplica compresas en el músculo herido con una vendaje ACE. Cuando descanses, mantén el área herida elevada para que la inflamación se drene del músculo.

Los doctores no recomiendan aplicar hielo o calor sobre la piel desnuda. Utiliza una toalla para separar la piel del hielo y las compresas calientes. Además, el hielo insensibilizará el área afectada, minimizando aún más el dolor.

Opciones de tratamiento durante el ejercicio

Los atletas que eligen continuar con la actividad que causa la inflamación (o cualquier cosa que requiera saltar), pueden seguir pasos para minimizar el riesgo de una degeneración o rotura mayor de los tendones. Las plantillas de absorción del golpe pueden ayudar a minimizar la tensión sobre el tendón, y utilizar una correa para el tendón patela absorberá la fuerza del aterrizaje y reducirá aún más la tensión sobre el tendón. Tu doctor puede prescribirte una rodillera para utilizar durante la actividad deportiva.

También asegúrate de precalentar con cuidado y estirar los músculos del cuádriceps antes del ejercicio. Párate con la espalda derecha, apoya una mano en una pared frente a ti, mientras te tomas el tobillos de tu pierna herida con la otra mano. Aplica un poco de tensión para tirar de tu talón hacia tu trasero y sostén por entre 15 y 30 segundos. Luego estira la otra pierna.

Reforzando el tendón

Para reforzar el tendón del cuádriceps, puedes hacer una cantidad de ejercicios isométricos y excéntricos. Siéntate en el suelo, empuja tus rodillas hacia el suelo mientras aprietas los músculos de los cuádriceps. Haz este ejercicio 10 veces para cada pierna, dos veces por día.

Los movimientos únicamente excéntricos generan una tensión máxima en los cuádriceps y permiten reforzar el tendón. Para hacer una sentadilla excéntrica en declive, ubica una tabla de 3 in. (7,6 cm.) bajo tus talones. Luego agáchate en un ángulo de 45 grados mientras pones todo tu peso en la pierna afectada. Utiliza tu pierna sana para enderezar ambas piernas. Repite en 3 sets de 10 repeticiones. Para aumentar la dificultad, intenta sostener platos o mancuernas en las manos.

También puedes hacer sentadillas de pared con una bola. Párate con tu espalda, hombros y cabeza contra una pared; y ubica tus pies a distancia de hombres y muévelos hacia afuera una distancia de 2 ft. (0,6 m.). Luego de poner una bola de fútbol o baloncesto detrás de tu espalda, baja tu cuerpo de a poco hasta que tus piernas se encuentren en un ángulo de 45 grados con el suelo. Sostén la posición por 10 segundos y regresa a la posición inicial lentamente. Haz 3 sets de 10 repeticiones.

Si tu doctor te recomienda que evitas cualquier actividad con impacto, aún así puedes reforzar el tendón del cuádriceps. Si tienes acceso a una piscina, intenta correr por la piscina, hacer sentadillas excéntricas y ejercicios Pylometric en el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles