Salud

Tratamientos caseros para la artrosis de rodilla

Escrito por mario calhoun | Traducido por valeria d'ambrosio
Tratamientos caseros para la artrosis de rodilla

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El tratamiento casero más efectivo para la artrosis de rodilla se conoce como el método RICE, que son las siglas en ingles para rest (descanso), ice (hielo), compression (compresión) y elevation (elevación). Se utiliza para tratar la mayoría de las lesiones deportivas y también es efectivo para los pacientes con artritis. Otras opciones para hacer en casa son las terapias con calor y los ejercicios de fortalecimiento muscular. Consulta a tu médico si algunos síntomas, tales como el dolor, la inflamación y la sensibilidad no mejoran luego de unos días de tratamiento.

Otras personas están leyendo

RICE

Según el libro "3 minutos para una vida sin dolor", una vez que aparece el dolor en la rodilla debes descansar y evitar la actividad física, ya que la inflamación y la irritación empeoran cuando se ejerce presión sobre el área afectada. Siéntate cómodamente en una silla, eleva la pierna y aplica una compresa fría sobre el área afectada para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. No apoyes la bolsa de hielo directamente sobre la piel, ya que puede irritarse. En su lugar, envuelve la compresa fría con una camiseta o toalla de mano delgada y aplícala sobre la piel durante no más de 20 minutos por vez. Envuelve la rodilla con un vendaje de gasa para reducir la inflamación, pero asegúrate de que no esté demasiado apretado. Además, eleva la pierna para disminuir la presión sobre la rodilla.

Terapia con calor

Como ocurre con la terapia fría, las almohadillas térmicas o los baños calientes pueden reducir temporariamente el malestar al relajar el área afectada. De acuerdo con "La cura para la artritis", el calor mejora la circulación y, cuando se combina con masajes, puede evitar la rigidez en el área que circunda la rodilla. No apliques las almohadillas térmicas directamente sobre la piel, ya que puedes quemarla o irritarla y correr el riesgo de padecer una infección.

Ejercicios

El ejercicio no sólo es bueno para mantener un peso saludable, sino también para fortalecer los músculos y reducir el dolor en un 39%, así lo establece la Fundación para la Artritis. Comienza tu rutina con 10 minutos de ejercicios de estiramiento, luego entrena cinco minutos con un peso ligero a mediano. Concéntrate en tus cuádriceps y pantorrillas, ya que la inflamación suele ocurrir en estos músculos. Realiza actividad física de tres a cinco veces por semana y aumenta 5 libras de peso a medida que te sientas cómodo con los ejercicios.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media