¿Cómo hacer tratamientos faciales exfoliantes profundos en tu casa?

Escrito por candice webster | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo hacer tratamientos faciales exfoliantes profundos en tu casa?
El vapor es una buena forma de abrir los poros para una limpieza profunda. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Todas desean la piel brillante, radiante y saludable. Una forma de lograrlo es con exfoliaciones regulares. Esta descompone las capas de piel, aceite y células muertas que le dan a la piel un aspecto opaco e incluso escamoso. La exfoliación elimina esas capas. Este tipo de tratamiento facial es una gran forma de mantener la piel fresca y es muy sencillo de hacer en la comodidad de tu propia casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua hirviendo
  • Tazón grande
  • Toalla
  • Tónico de limpieza facial
  • Crema exfoliante facial

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena un tazón grande con agua hirviendo.

  2. 2

    Baja tu rostro hacia el vapor, pero ten cuidado de no acercarte demasiado al agua.

  3. 3

    Inclina la cabeza hacia el tazón y cúbrela con una toalla para contener el vapor. Mantén tu rostro en el vapor durante al menos cinco minutos.

  4. 4

    Quita la toalla. Lava tu rostro con un tónico limpiador y enjuágalo con agua tibia.

  5. 5

    Frota suavemente el rostro usando una crema exfoliante. Coloca tus pulgares en la barbilla y usa los dedos anulares para aplicar el producto sobre el rostro, con movimientos circulares, evitando el área de los ojos.

  6. 6

    Enjuaga el rostro con agua fría y sécalo con una toalla.

Consejos y advertencias

  • Siempre debes seguir un tratamiento de exfoliación con un tónico y un humectante adecuado para tu tipo de piel. El tónico elimina las impurezas que han quedado y restaura el equilibrio del pH de la piel. La hidratación con un humectante agrega la luminosidad que otorga la exfoliación regular.
  • Para los tipos de piel sensibles, se debe limitar la exfoliación a una o dos veces por mes para evitar la irritación. La piel aceitosa puede tolerar la exfoliación dos o tres veces por semana. Cuando experimentas irritación en la piel, ya sea acné o una erupción, evita la zona afectada cuando te exfolies o pospón en tratamiento hasta que el brote esté controlado.
  • Además de un buen cuidado de la piel y de la exfoliación, la mejor forma de lograr una piel saludable es incorporar una rutina de ejercicio regular y una dieta nutritiva a tu vida diaria.
  • Cuando uses agua caliente, el riesgo de quemaduras siempre está presente. Ten mucho cuidado cuando transportes agua hirviendo usando salvamanteles y otra protección para tus manos. Evita el contacto directo con la piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles