Salud

Tratamientos para la obstrucción intestinal

Escrito por wanda lockwood | Traducido por vanesa sedeño
Tratamientos para la obstrucción intestinal

Se conoce como retención fecal a la masa dura de heces que se forma en el recto y no se puede eliminar naturalmente.

Se conoce como retención fecal a la masa dura de heces que se forma en el recto y es demasiado grande para atravesar el ano sin causar dolor severo o desgarres. Por lo general, la retención ocurre por el restreñimiento crónico, que puede estar relacionado con la dieta diaria, la falta de ejercicio, el uso excesivo de laxantes o una enfermedad neuromuscular (como la esclerosis múltiple). Es posible que tenga secreciones con sangre o fugas de heces acuosas alrededor de la retención y por lo general sentirás calambres e hinchazón junto con dolor y presión en el área del recto.

Otras personas están leyendo

Enema de retención de aceite

Los médicos Schueler, Becket, y Gettings, que participan del sitio web FreeMD brindan algunas opciones de tratamiento para la obstrucción intestinal. Rara vez los laxantes son eficaces para tratar esta condición. La retención fecal puede ser causada por una gran masa de heces duras o muchas bolas de heces pequeñas y grandes agrupadas juntas. Si sufres de esta condición debes someterte a un examen rectal (que se hace con un dedo enguantado) para determinar el tamaño y la consistencia de la retención y luego infundir un enema de retención de aceite a lo largo de la retención. Debes mantener el aceite durante 30 minutos; el aceite sirve para lubricar y suavizar las heces y permitirá que evacues la masa entero parte de las heces que están en el recto.

Separar la masa de retención

Si el enema de retención de aceite no produce los efectos deseados, debes eliminar la retención manualmente para evitar lesiones en el ano, el recto y el intestino grueso, que puede estirarse o rasgarse. Primero colócate guantes; inserta un dedo en el recto y suavemente rompe la masa de heces (lo ideal sería que alguien lo haga por ti). Debes asegurarte de eliminar las pequeñas bolas de heces, pero no elimines toda la retención de una sola vez porque puede ser bastante incómodo. Si quieres puedes usar supositorios con glicerina o bisacodilo para la extracción manual y así estimular el intestino hasta que el recto quede vacío de heces. Debido a que un poco de excremento pudo llegar a la parte alta del colon, una vez que termines este proceso debes realizarte un enema con agua del grifo, aproximadamente una pinta (0,47 litros) de agua o realizar enema Fleet con fosfato de sodio que estimula las contracciones y ayuda a desplazar las heces a través del colon hasta el recto.

Prevención

Para prevenir la retención fecal tienes que aumentar el consumo de fibra en tu dieta (salvado, frutas, verduras), aumentar la ingesta de líquidos a 2 cuartos diarios y aumentar el ejercicio físico. Caminar es un ejercicio ideal porque el movimiento estimula las contracciones intestinales. De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, no debes tomar laxantes, ya que empeoran el estreñimiento e interfieren con la actividad regular del intestino; sin embargo, debes tomar ablandadores de heces diariamente y, si es posible, Metamucil ®. Es importante que vayas al baño cuando sientas la urgencia de defecar. Quizás debas restablecer una rutina regular de la actividad intestinal mediante el uso de supositorios con glicerina todos los días a la misma hora para estimular el intestino hasta que comience a funcionar en un horario rutinario.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media