Tratamientos para la rosácea fimatosa

Escrito por kelli cooper | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamientos para la rosácea fimatosa
La rosácea fimatosa puede tratarse con antibióticos orales o con medicamentos tópicos. (Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

La rosácea fimatosa es uno de los cuatro tipos de rosácea. Produce enrojecimiento en el rostro, protuberancias en la nariz y engrosamiento de la misma. En algunos casos, pueden verse los vasos sanguíneos. La rosácea fimatosa es más común en la nariz (rinofima) pero también puede aparecer en otras partes del rostro y las orejas. El tratamiento dependerá de la severidad de tu condición y tu médico puede determinar el curso de acción más apropiado.

Otras personas están leyendo

Información general sobre el tratamiento

En la actualidad, la rosácea fimatosa no tiene cura, sólo se la puede tratar. Los tratamientos apuntan a reducir los signos y los síntomas. El protocolo estándar es una combinación de medicación y modificaciones en el estilo de vida. En algunos casos, la rosácea fimatosa puede llegar a requerir una intervención quirúrgica. Tu médico también puede sugerir productos que contribuyan a la salud general de la piel y que no agraven mas tu condición. Una vez que comienzas con el tratamiento, lo más probable es que tus síntomas mejoren al cabo de uno o dos meses. Generalmente es necesario un tratamiento a largo plazo para mantener tu condición bajo control.

Medicación

La medicación más común para la rosácea fimatosa es isotreinoína, una potente forma de vitamina A que se toma oralmente. Ayuda a reducir los bultos y el engrosamiento. Esta es una medicación muy potente. Debes seguir las instrucciones que te dio tu médico. Necesitarás una supervisión periódica mientras la estés tomando para controlar si no hay daño hepático y otros posibles efectos secundarios. Si eres mujer, debes tomar anticonceptivos durante el curso de tu tratamiento. Se ha demostrado que esta medicación causa defectos de nacimiento.

Los antibióticos tópicos u orales pueden reducir el enrojecimiento y la inflamación de la rosácea fimatosa.

Procedimientos quirúrgicos

La rosácea fimatosa puede ser antiestética. Si tu caso es más severo, la cirugía láser y la electrocirugía pueden reducir la aparición de los vasos sanguíneos, remover el exceso de tejido alrededor de la nariz u otras áreas y mejorar tu apariencia general.

Evitar disparos

El cuidado propio ocupa un gran lugar en el tratamiento de tu rosácea. Rastrear las condiciones, los alimentos y otras cosas que disparan un brote ayuda mucho a manejar tu condición. Los disparadores comunes incluyen comidas picantes, tener mucho calor y beber alcohol. Todas las personas son diferentes y tomarte el tiempo para rastrear esta información puede ayudarte a identificar tus áreas problemáticas personales.

Sugerencias de auto-cuidado

Protege tu rostro del sol durante todo el año usando un filtro solar con un FPS mínimo de 15. Cubre tu cara con un pañuelo en los meses de invierno para protegerla de los elementos. No uses productos de cuidado de la piel que contengan alcohol y fragancias artificiales. Si te aplicas una crema humectante, úsala después de los tratamientos tópicos y asegúrate de que se hayan absorbido por completo antes de aplicarla. El estrés puede disparar un brote. El ejercicio regular y el manejo del estrés pueden reducir el estrés.

Usa cremas o polvos correctores de tonos verdes y amarillos debajo de tu base para contrarrestar el enrojecimiento.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles